Reunión de Xi y Trump en Beijing definirá futuro de relaciones entre China y EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizará una visita de Estado a China del miércoles al viernes y serán el primer jefe de Estado en visitar el país asiático desde el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh).

ALGO MÁS QUE UNA VISITA DE ESTADO

“Tenemos todo lo necesario para una visita de estado, pero queremos ir más allá”, dijo el embajador de China en Estados Unidos, Cui Tiankai.

Además de la ceremonia con alfombra roja, las conversaciones formales y el banquete, el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense mantendrán algunos encuentros informales, indicó el viceministro de Relaciones Exteriores, Zheng Zeguang.

Aunque los detalles no se han hecho públicos, Cui dijo que habrá algunas “citas informales” para que Trump y su familia aprendan más de la historia, la cultura y el pueblo de China.

Durante la estancia de Trump, los dos presidentes tendrán suficiente tiempo para tener “conversaciones estratégicas del máximo nivel”, lo que es “extremadamente importante para el desarrollo de las relaciones bilaterales”, apuntó.

Los dos presidentes pasaron más de siete horas hablando en abril en la residencia de Trump en Mar-a-Lago, en Florida (EE UU).

Los encuentros informales crearán el ambiente adecuado para una sólida relación de trabajo y una amistad personal entre los dos líderes, coligió el director del Departamento de Estudios Americanos del Instituto Chino para las Relaciones Internacionales Contemporáneas (CICIR, en sus siglas en inglés).

TEMAS FUNDAMENTALES

La cooperación comercial y la península de Corea son dos de los principales asuntos que debatirán los mandatarios.

Los sanos lazos económicos y comerciales son la base de las relaciones. El volumen comercial creció de 2.500 millones de dólares en 1979 a unos 520.000 millones el año pasado, según el Ministerio de Comercio de China.

Zheng dijo que la solución al desequilibro comercial entre los dos países es que aumenten las exportaciones estadounidenses a China y la inversión bilateral, más que en restringir las importaciones chinas.

Las relaciones económicas entre las dos mayores economías del mundo han sido y deben continuar siendo beneficiosas para ambos, afirmó Cui.

China siempre ha defendido el desarme nuclear de la península de Corea, recordó Zheng, que añadió que la cuestión debe resolverse en la mesa de negociación.

RESULTADOS ESPERADOS

Tras el acuerdo de julio para reabrir el mercado chino a la carne bovina, que formó parte del plan de acción de 100 días para impulsar la cooperación económica, la carne de res de Estados Unidos vuelve a estar en los menús de China.

Tras el encuentro de abril en Mar-a-Lago, el plan de 100 días ha cosechado resultados tangibles.

El progreso en la cooperación bilateral ha llegado también a través de cuatro mecanismos de diálogo de alto nivel centrados en la diplomacia y la seguridad, la economía, la aplicación de la ley y ciberseguridad, y los intercambios sociales y personales y culturales.

Está previsto que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, acompañe a una delegación empresarial a Beijing durante la visita de Trump.

LAZOS CHINA-EE.UU. EN LA NUEVA ERA

La visita de Trump llega poco después del XIX Congreso Nacional del PCCh, que reafirmó la estrategia de la apertura en beneficio mutuo.

El Congreso ha perfilado el futuro de la diplomacia de China, según el experto del Instituto Chino de Estudios Internacionales, Jia Xiudong, que destacó que los lazos entre China y Estados Unidos son cruciales para el nuevo tipo de relaciones internacionales y la comunidad de futuro compartido para la humanidad.

Desde que Trump asumió el cargo, los dos líderes han mantenido un contacto estrecho, incluidos encuentros cara a cara, conversaciones telefónicas y el intercambio de mensajes sobre asuntos de interés mutuo.

La frecuente comunicación entre los dos presidentes ayuda a evitar malentendidos, gestionar las diferencias y reforzar la cooperación.

Los dos presidentes discutirán en Beijing importantes cuestiones que a ambos preocupan, dijo Zheng, que destacó que el encuentro es muy importante para las relaciones sinoestadounidenses y para la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región del Asia-Pacífico y el mundo.

China y Estados Unidos trabajan para garantizar que la visita de Estado de Trump sea un “éxito histórico”, aseguró.

(Fuente: Xinhua en Español)

Comments are closed.