RESUMEN: Llamado a inversiones y relevancia de China en primera jornada WEF para América Latina

La primera de las dos jornadas del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) para América Latina concluyó este jueves en Buenos Aires, con un llamado a los empresarios del presidente argentino, Mauricio Macri, para que inviertan en el país, y la opinión generalizada sobre la relevancia de China como socio de la región.

Por la mañana, mientras Argentina vivía un paro general de 24 horas convocado por las principales centrales obreras del país en rechazo a la política económica del Gobierno, Macri pidió a la comunidad empresaria internacional que invierta en el país.

“Están en el lugar indicado, en el momento indicado”, dijo el mandatario ante los más de 1.200 asistentes al disertar en la sala de sesiones plenarias del hotel Hilton, donde se celebra el foro y ubicado en el exclusivo barrio de Puerto Madero.

Sostuvo que su gestión busca, desde que comenzase en diciembre de 2015, “más que un cambio económico, un cambio cultural, un aprendizaje. Estamos decididos a apostar por el futuro, un futuro basado en la verdad, poner los problemas sobre la mesa y encararlos, ser predecibles, porque la confianza es lo que lidera el crecimiento”.

La economía argentina ha estado estancada los últimos cinco años, según la visión del Gobierno, que ha requerido inversiones para volver a crecer.

Para ello, sostuvo Macri, “se resolvió el ‘default’ (cese de pagos de los fondos especulativos), se resolvió el mercado de cambios, para que aquellos que vienen a invertir sepan que se lo pueden llevar cuando lo decidan”.

“Los cambios emprendidos nos han permitido empezar a crecer, lentamente, pero ésa es la tendencia. Tenemos que profundizar el trabajo y las herramientas para que aumente la confianza, el retorno del crédito, subrayó.

En este contexto, los participantes coincidieron en la importancia de China como socio regional.

Marisol Argueta de Barillas, directora para América Latina del WEF dijo a Xinhua que “la influencia de China y sus relaciones son cada vez más fuertes con América Latina. China ya dejó de ser solamente un comprador de materias primas y se ha convertido en un inversor importante en América Latina”.

La abogada salvadoreña, que fuera canciller de ese país entre 2008 y 2009, puntualizó que “vemos también que hay empresas chinas, como Huawei o Alibaba, que van tomando mucho más protagonismo en los mercados latinonoamericanos”.

“Esta es un área de desarrollo sumamente importante para prepararnos ante la cuarta revolución industrial y poder aprovechar las oportunidades que se derivan para modernizar las industrias, poder acercar a la gente, poder transformar a las fuentes de empleo y a los empleos mismos”, dijo.

Según añadió, China es importante en este aspecto y el mercado chino también demanda importantes recursos de América Latina, por lo que existe “una oportunidad de colaboración muy fuerte”.

Por su parte, James Z. Li, presidente ejecutivo de E. J. McKay, banco de inversión de Shanghai, explicó a Xinhua que “China se beneficia tremendamente de la relación con América Latina. En los últimos 10 años, China importó recursos naturales, materiales, productos agropecuarios, puedo decir que sin el apoyo de América Latina, China no habría tenido un tan rápido crecimiento”.

Li, anteriormente banquero de inversiones de Merrill Lynch en Nueva York y Hong Kong, auguró que “el lazo entre ambas partes se va estrechar en los años por venir. El crecimiento chino en infraestructura se ha aminorado, pero al mismo tiempo ha acumulado capital que está buscando oportunidades” que América Latina debería aprovechar.

A su juicio, América Latina obtendría beneficios con la llegada de más inversiones chinas pues podrían crear trabajos y también mercados a nivel local.

“La nueva normalidad de China es que el crecimiento será un poco más lento, pero enfocado en la calidad y la tecnología, elemento que nos acerca. China necesita encontrar nuevos caminos de crecimiento verde, amigable con el ambiente, la nueva normalidad nos llevará a más resultados de beneficios mutuos”, resaltó.

En 2015, el volumen comercial entre China y América Latina alcanzó 236.500 millones de dólares, multiplicándose por 20 en la pasada década, según estadísticas oficiales chinas.

Del mismo modo, el país asiático es el segundo mayor socio comercial y la tercera fuente de inversión de América Latina, mientras América Latina es el séptimo mayor socio comercial de China, e importante destino de su inversión extranjera.

Beijing se comprometió en 2015 a incrementar la inversión total en la región hasta los 250.000 millones de dólares en la próxima década.

(Fuente: Xinhua en Español)

Comments are closed.