Arbitraje promovido por Filipinas sobre Mar Meridional de China va en contra de derecho internacional

China ha reiterado que no participará ni aceptará el veredicto sobre el caso de arbitraje del Mar Meridional de China iniciado unilateralmente por Filipinas. 

De acuerdo con expertos, la postura es razonable y legítima, ya que las acciones de Filipinas han violado la Declaración de Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China, así como el derecho internacional.

China afirma que el caso presentado por Filipinas no tiene fundamentos en el derecho internacional. 
Mantener los acuerdos, es uno de los principios básicos. 
Filipinas ha alcanzado un consenso con China para resolver las disputas mediante la negociación, bajo acuerdos bilaterales y bajo la Declaración de Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China. 
La Declaración de Conducta firmada en 2002 por los estados miembros de la ANSEA, incluyendo a Filipinas, declara que: 
“Las Partes concernientes se comprometen a resolver sus disputas territoriales y de jurisdicción mediante vías pacíficas, consultas amistosas y negociaciones entre los estados soberanos directamente relacionados…”
Sin embargo, Filipinas ha tomado medidas sobre el caso de arbitraje sin una discusión previa con China.
China declaró que las acciones de Filipinas son un abuso al mecanismo de arbitraje bajo la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. 
Beijing ha revelado que la esencia del arbitraje es la soberanía territorial sobre algunas islas y arrecifes en el Mar Meridional de China. No obstante, los asuntos territoriales van más allá de la cobertura de la convención.  
Además, la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar permite exclusiones al arbitraje. En 2006, China emitió una declaración bajo el artículo 298 en el que excluye la delimitación marítima y los privilegios históricos bajo un arbitraje obligatorio. Cerca de 30 países han emitido declaraciones similares.

(Fuente: CCTV Español)

2016070714315194167

Comments are closed.