El cielo es el límite de estrategia nacional de China

BEIJING, 6 mar (Xinhua) — Durante miles de años, los pensadores se han esforzado por comprender el origen del universo. Ahora, esta cuestión ha sido incluida, junto con temas más terrenales como la agricultura, en el nuevo plan de desarrollo económico y social de China.

En el proyecto de XIII Plan Quinquenal (2016-2020), que fue presentado el sábado en la IV Sesión de la XII Asamblea Popular Nacional (APN) para su revisión, la evolución del universo recibió un lugar importante en la lista de investigación científica. Estuvo seguida por la estructura de materiales, los orígenes de la vida y la neurología.

“Ésta es la primeva vez que China ha incluido los orígenes del universo en su plan de mediano y largo plazos”, dijo el escritor de ciencia ficción chino Han Song.

“Al igual que los antiguos filósofos Lao Tzu y Chuang Tzu hace más de 2.000 años, los pensadores modernos están deliberando sobre la cuestión esencial de la existencia”, dijo Han.

“Preguntas fundamentales como ésta tienen el poder de influir soluciones para algunos de los problemas más destacados que enfrenta la sociedad y el mundo entero”, dijo Han.

De acuerdo con la propuesta de informe, China emprenderá proyectos para analizar la comunicación cuántica, la exploración del espacio profundo, el ahorro de agua y riego, así como el control de la contaminación, áreas que se considera tienen consecuencias de largo alcance.

Como el pronóstico de presión a la baja de la economía continuará en los cinco años próximos, China está comprometida a estimular el nuevo ímpetu de desarrollo a través de la innovación.

El investigador Zhang Xinmin del Instituto de Física de Alta Energía de la Academia de Ciencias de China (ACCh) y también miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), dijo que la inclusión de la investigación en el XIII Plan Quinquenal muestra que el país está empezando a valorar la ciencia básica.

Zhang, quien está involucrado en la investigación de las ondas gravitacionales primordiales en Ali, en la región autónoma del Tíbet, suroeste de China, dijo que la investigación es el origen de la innovación. Sin ella, no se puede lograr la innovación de gran escala.

El estudio de la evolución del universo parece no estar relacionado con la solución de asuntos más apremiantes, como sacar a decenas de millones de personas de la pobreza para el 2020.

Sin embargo, el escritor Liu Cixin, ganador del premio Hugo de ciencia ficción, dijo que muchos problemas dependen de los avances en la ciencia y tecnología.

Actualmente, en China cerca de 5 por ciento de la inversión en investigación es canalizado a la investigación básica, mientras que en Estados Unidos y Alemania esa cifra es de 40 y 28 por ciento, respectivamente.

“Como el XIII Plan Quinquenal incluye a la investigación básica, esperamos que se construyan más instalaciones científicas. Una mayor inversión generará más oportunidades”, dijo Liu.

El 17 de diciembre de 2015, el explorador de partículas de materia oscura (Dampe, por sus siglas en inglés), el primer satélite astronómico del país, fue enviado a explorar los secretos del universo.

Este año se lanzarán otros tres satélites científicos: uno de experimentos de ciencia cuántica, otro de investigación de microgravedad y de ciencia de la vida espacial, y un telescopio de rayos X “duros” que observará los agujeros negros y las estrellas de neutrones, entre otros fenómenos.

El director del Centro Nacional de Ciencia Espacial de la ACCh, Wu Ji, dijo que si “China desea ser una nación global fuerte, no sólo debe preocuparse por los intereses inmediatos, sino también contribuir a la humanidad. Sólo eso puede hacer que China se gane el respeto verdadero del mundo”.

Wu dijo que el centro espacial ha trazado la estrategia de ciencia espacial para los 15 años próximos. Se enfocará en áreas como la formación y evolución del universo, inteligencia extraterrestre y planetas extrasolares, la formación y evolución del sistema solar, la actividad solar y su impacto en el ambiente geoespacial, la evolución del sistema de la Tierra, las leyes físicas más allá de la teoría física básica, movimiento de materiales y la actividad de vida en el espacio.

China producirá entre cinco y seis satélites científicos para el 2020, lo que ayudará a la investigación sobre los agujeros negros, la materia oscura, la física cuántica y el ambiente espacial, dijo Wu.

Ye Peijian, miembro de la ACCh y miembro del Comité Nacional de la CCPPCh, dijo que se espera que una sonda de China descienda en Marte en el 2021.

135161046_1457308819654_title0h

Comments are closed.