Beijing afina los procedimientos para las visas

7427ea21094f18473e791b

Una nueva visa en línea y servicio de solicitud de permiso para los extranjeros en Beijing será lanzado el martes por el Buró de Seguridad Público. Esto simplificará los procedimientos para obtener documentos y acortar el tiempo de aprobación. 

Los extranjeros tendrán permitido solicitar una visa, un permiso de estancia o uno de residencia a través de la sección de servicios públicos de la página electrónica, según un comunicado el domingo emitido por el Departamento de Entradas y Salidas. 

Tras llenar una solicitud en línea y hacer una reservación, los solicitantes serán dirigidos a una ventanilla designada del departamento, ubicado en el número 2 de Andingmen Dongdajie, para entregar sus materiales.

Lin Song, un funcionario del departamento, dijo que los extranjeros que desean vivir en Beijing deben registrar los sitios de sus moradas en la estación de policía local antes de solicitar.

“Cuando van a la ventana a entregar sus papeles, deben traer consigo los impresos de sus solicitudes en línea con el código de barras” añadió. 

Otra política nueva emitida el domingo está diseñada para ayudar a los extranjeros a mantenerse en Beijing sin obtener una visa anteriormente. 

Normalmente se requiere a los extranjeros que obtengan una visa antes de llegar a China. Ahora se les permite solicitar en la página de internet y obtener una visa al llegar en el Aeropuerto Internacional Capital de Beijing si tienen que llegar a China debido a una emergencia. 

Lin dijo que aquellos que lleguen a Beijing por invitación de un anfitrión chino debido a una emergencia, pueden solicitar en línea y entregar los papeles en las oficinas autorizadas por el Departamento de Entradas y Salidas de la Terminal 2 y la Terminal 3 del aeropuerto, donde pueden obtener una visa M o una F. 

El Buró de Seguridad Pública también ha creado políticas para asistir las visitas de los extranjeros a Beijing. Éstas tomarán efecto a comienzos de este año. 

Por ejemplo, se creó una política que permite a un familiar extranjero de un ciudadano chino quedarse en Beijing durante dos años, con lo cual se extendió un año más la política previa. El permiso de dos años es renovable. 

Un familiar de un ciudadano chino, incluyendo un consorte, los padres de un consorte, el hijo o las esposas de los hijos, ahora pueden vivir en Beijing dos años. Anteriormente, el permiso requería ser renovado anualmente.

Comments are closed.