Titulares de China: China permitirá a todas las parejas tener dos hijos

01

29 de octubre de 2015. China permitirá que todas las parejas tengan dos hijos, lo que pondrá fin a su política del hijo único aplicada durante décadas, anunció hoy el Partido Comunista de China (PCCh) después de una reunión clave.

El cambio de política pretende equilibrar el desarrollo demográfico y abordar el desafío de una población que envejece, de acuerdo con el comunicado emitido tras la V Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh celebrada entre el lunes y el jueves.

Expertos en demografía señalan que la acción, que tiene lugar cuando los líderes preparan el plan de desarrollo económico y social del país hacia el año 2020, ayudará a China a lograr sus objetivos a corto y largo plazos.

Después de tomar en cuenta la propuesta, un plan final será ratificado por la sesión anual de la máxima legislatura de China en marzo próximo.

Esto flexibilizará más la política de planificación familiar del país más poblado del mundo después de que la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh en noviembre de 2013 determinara que a las parejas se les permitiría tener dos hijos si uno de los padres fuera hijo único.

Li Bin, jefe de la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar (Cnspf), comentó después de la publicación del comunicado de hoy, que la política de dos hijos optimizará la estructura demográfica, aumentará la oferta de mano de obra, reducirá la presión que ejerce en la sociedad el envejecimiento de la población, y ayudará a mejorar la salud de la economía.

Li añadió que la comisión incrementará los servicios en salud maternal e infantil y construirá más jardines de niños.

Una mujer de 27 años de edad, recién casada, de apellido Wang y residente de Beijing, es una de las personas que se beneficiará del cambio. Wang tiene una hermana mayor de 31 años y su esposo tiene un hermano mayor.

“Ambos queremos tener dos hijos debido a que crecimos en familias con dos hijos, y lo disfrutamos”, comentó. “Sabíamos que la política de hijo único se abandonaría en algún momento, pero nunca pensamos que sería tan pronto. ¡Llega a tiempo para nosotros!”.

El Buró Nacional de Estadísticas señala que China tenía una población de 1.368 millones de habitantes a finales de 2014, mientras que la India, que tiene la segunda mayor población en el mundo, tiene alrededor de 1.250 millones de personas.

La política de planificación familiar de China se introdujo a finales de la década de los 70 del siglo pasado con el objetivo de frenar el incremento demográfico mediante la aplicación de un límite de un hijo para la mayoría de las parejas urbanas y de dos para las rurales en caso de que el primero fuera una niña.

La política se relajó posteriormente, permitiendo que las parejas formadas por dos hijos únicos tuvieran un segundo descendiente.

Lu Jiehua, sociólogo de la Universidad de Pekín, indicó que un segundo paso para relajar la política de control de natalidad fue una promesa del gobierno cuando se hizo la modificación de 2013.

Desde su aplicación, la política de hijo único ha dado como resultado una reducción de aproximadamente 400 millones de personas en China, logrando contener exitosamente la sobrepoblación.

Sin embargo, la política también ha sido culpada de generar diversos problemas sociales, especialmente en lo que se refiere a un descenso de la mano de obra y el envejecimiento de la población.

Datos oficiales de 2014 indicaron que China tenía más de 212 millones de personas mayores a los 60 años, y 137 millones mayores a los 65, que representan 15,5 y 10,1 por ciento de la población, respectivamente.

La fuerza de trabajo de China en 2012 llegó a su máximo de 940 millones, y para 2014 había descendido a 930 millones. Se calcula que disminuirá en alrededor de 29 millones en la década que termina en el 2020.

Yuan Xin, profesor de la Universidad Nankai de Tianjin, dijo que la política definitivamente reducirá el problema de envejecimiento de la población a largo plazo, “el resultado será mínimo a corto plazo. Pero para el año 2050, la proporción de la población anciana se reducirá en 1,5 por ciento”.

La nueva política desacelerará la reducción de la población en edad económicamente activa. Sin embargo, China sufrirá aún un superávit en la mano de obra total y una escasez estructural de talento.

Lu indicó que, a corto plazo, la posibilidad de tener dos hijos beneficiará a alrededor de 100 millones de familias del país.

Sin embargo, tomará tiempo para que pueda observarse cualquier efecto real, señaló el profesor, quien cree que las parejas asumirán una actitud racional. “Las parejas nacidas en la década de los 70 podrían querer tener un segundo hijo ya que quieren ‘tomar el último tren”, pero los nacidos en las décadas de los 80 y 90 no tienen el urgente deseo de tener un segundo hijo”.

Los expertos indican que el cambio en la política no se refleja negativamente en los padres de hijos únicos.

“Fue una elección basada en condiciones históricas, y es correcto que las políticas se ajusten constantemente para adaptarse al cambio demográfico”, dijo Yuan.

Lu mencionó que la nueva política ayudará a China a cumplir los objetivos de desarrollo establecidos en el XIII Plan Quinquenal que discutió la reciente Sesión Plenaria del PCCh, especialmente en la situación en que el desacelerado desarrollo económico necesita más población para aumentar la demanda interna.

El Comité Central del PCCh dijo en el comunicado que el XIII Plan Quinquenal está en una etapa clave para la construcción de una sociedad modestamente acomodada para el año 2020, uno de los “Dos Objetivos Centenarios” del PCCh, mientras que el otro es la construcción de un país socialista moderno para el año 2050.

“El cambio en la política es un deber para que China tome un camino sostenible hacia los dos objetivos”, dijo Yuan.

Spanish. xinhuanet. com

Comments are closed.