ESPECIAL: Estilo chino lidera nueva moda en diseños occidentales

“Los productos de la serie Tian, que incluye mochilas, billeteras, zapatos y bufandas, se venden bien en China, con al menos una compra por semana”, asegura Guan Ling, dependienta de una tienda de Gucci localizada en el distrito comercial central de Beijing.

Los productos de la serie Tian presentan patrones de flores, mariposas, libélulas o colibríes que los chinos han usado durante centenares de años.

“El diseño está inspirado en los tejidos y tapices del siglo XVIII”, explica Guan. “Muestra cómo los occidentales modificaban los diseños chinos hace más de 300 años”.

Los diseños chinos se incorporan con frecuencia en los occidentales.

Una imagen difundida ampliamente por internet es la de un vestido de Armani con un dibujo en tinta china.

“El producto pertenece a Armani Privé, una línea de alta costura”, de acuerdo con un empleado de la tienda Armani de Beijing.

Muchas marcas de joyería del mundo también utilizan elementos chinos, afirma Xu Qinghu, consejera delegada y diseñadora de la compañía de joyería Shangde.

“Los diseños de inspiración de China están en auge”, agrega.

Las companías Louis Vuitton, Cartier y Bulgari se han inspirado en elementos chinos para sus productos de joyería, que se venden bien en todo el mundo, indica.

PORCELANA CHINA EN LONDRES

Las marcas occidentales influyentes están empezando a incluir elementos chinos al tiempo que muchos occidentales se fijan en China para mejorar su destreza en artesanía.

Wang Tai-ping, exempleado de una de las 500 compañías Fortune, dejó su trabajo y empezó a aprender cerámica en la ciudad china de Jingdezhen, conocida por su tradición en este sector. En sus propias palabras, “jugar con barro” no parecía un reto tan grande.

Pero tuvieron que pasar cuatro años para que Wang pudiese enviar su primera serie de productos a la mejor tienda de porcelana de Londres.

Los artesanos ceramistas de Jingdezhen, en la provincia oriental de Jiangxi, siguen una respetada tradición de 1.700 años muy atractiva para los especialistas.

Cuando Wang abandonó su muy bien pagado trabajo en el Reino Unido, a su familia y amigos les costaba entenderlo.

Pero Wang tuvo la suerte de conocer a dos colaboradores, Guy Thompson, del Reino Unido, doctor de 50 años especializado en física de materiales condensados, y Luo Yan, un pintor de 38 años de Jingdezhen.

Wang, nacido en la isla china de Taiwan, regresó a Taipei después de estudiar en el Reino Unido. Fue a trabajar a Shanghai y luego se desplazó a Europa occidental como representante de negocios.

Durante sus días en Europa, Wang disfrutaba de los museos y galerías. Su búsqueda artística resultó en su colaboración con Luo, que combinaba las pinturas con pincel con elementos occidentales.

Thompson renunció a su trabajo de director de análisis de riesgos en la sucursal asiática de Standard Chartered Bank y entró en el estudio de Wang en 2012 para ofrecerle apoyo con la fórmula de la porcelana y la evaluación de ventas de los productos.

“Thompson y yo pensamos que Jingdezhen es un lugar donde los sueños pueden hacerse realidad”, cree Wang.

El año pasado, la primera línea de productos del estudio de Wang salió al mercado bajo la marca Spherebol, que vende la casa Thomas Goode del Reino Unido.

Durante cientos de años, la porcelana de Jingdezhen fue más popular de lo que lo son los aparatos iPhone de hoy día, compara Huang Wei, maestra del Instituto de Cerámica de la ciudad.

“La porcelana local ha desempeñado un papel irremplazable en los intercambios entre oriente y occidente”, afirma.

(Fuente: Xinhua en Español)