Urumqi garantiza suministro de medicamentos y alimentos ante resurgimiento de COVID-19

URUMQI, 2 ago (Xinhua) — Urumqi, en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, ha trabajado para garantizar el suministro suficiente de medicamentos y alimentos en medio del resurgimiento de las infecciones por COVID-19.

   La capital regional de Xinjiang alberga más de 1.100 farmacias minoristas designadas, de las cuales 90 por ciento permanece abiertas durante la epidemia para garantizar un suministro estable de medicamentos y artículos de protección diaria, dijo He Xinguo, un funcionario de la oficina de seguridad médica de Urumqi.

   El sábado, el volumen de comercio del mercado mayorista de productos agrícolas Jiuding de Xinjiang, el más grande de la región, llegó a 3.412 toneladas, dijo Liu Guangming, gerente general de Xinjiang Jiuding Agricultural Products Management Co., Ltd.

   Sus suministros de verduras, frutas y carne representan alrededor del 85 por ciento del mercado de Xinjiang en invierno y el 50 por ciento en verano. Actualmente, está abierto las 24 horas para satisfacer la demanda de los residentes locales.

   Todo el personal en el mercado se sometió a pruebas de ácido nucleico el 18 de julio. Del 25 al 27 de julio, el mercado fue desinfectado por completo, mientras que más de 5.400 personas, incluidos empleados y comerciantes, se sometieron a la segunda ronda de pruebas. Todos ellos han resultado negativos para el nuevo coronavirus.

   Se analizaron más de 1.600 muestras de alimentos congelados, así como de frutas y verduras frescas, y todas produjeron resultados negativos para la COVID-19.

   Xinjiang reportó el sábado 30 casos recién confirmados de la COVID-19, de acuerdo con el informe diario de la comisión regional de salud.

   De los 30 casos, 29 estaban en Urumqi y uno en la prefectura de Kashgar. La región también registró nueve nuevos casos asintomáticos en Urumqi el sábado.

   Para el sábado, Xinjiang tenía 569 casos confirmados de la COVID-19 y 112 casos asintomáticos, mientras que 14.640 personas continúan bajo observación médica.