Jugada británica acerca de Xinjiang es “altamente ponzoñosa” para las relaciones China-Gran Bretaña, según embajador

LONDRES, 30 jul (Xinhua) — El embajador chino en Gran Bretaña criticó el jueves la interferencia británica en los asuntos internos de China al plantear el llamado “tema de derechos humanos” en Xinjiang, diciendo que ha “envenenado seriamente” la atmósfera de los lazos China-Reino Unido.

En una conferencia de prensa virtual, el embajador Liu Xiaoming dijo que la relación China-Reino Unido se ha topado recientemente con una serie de dificultades y ha enfrentado una grave situación.

“La parte del Reino Unido debería asumir toda la responsabilidad por las dificultades actuales en la relación China-Reino Unido”, dijo.

“China nunca ha interferido en los asuntos internos de otros países, incluido el Reino Unido, y pedimos lo mismo”, dijo Liu.

Respecto a Xinjiang, el diplomático de alto rango dijo que Gran Bretaña ha ignorado los hechos y ha confundido lo correcto con lo incorrecto.

“Arrojó calumnias imprudentemente respecto a las políticas relacionadas con Xinjiang de China e interfirió bilateral y multilateralmente en los asuntos internos de China al plantear el llamado ‘tema de derechos humanos’ en Xinjiang”, dijo.

Hubo una evidente interferencia de Gran Bretaña en los asuntos de Hong Kong, que también son asuntos internos de China, dijo Liu.

Las jugadas británicas, incluidas las acusaciones infundadas contra la ley de seguridad nacional para la Región Administrativa Especial de Hong Kong, el cambio en la política que involucra a los portadores de pasaportes británicos de ultramar y la suspensión del tratado de extradición con Hong Kong, han perturbado gravemente la estabilidad y prosperidad de Hong Kong , según Liu.

Algunos políticos británicos se aferran a la mentalidad de la Guerra Fría y se hacen eco de los comentarios de las fuerzas anti-China dentro y fuera de Gran Bretaña, apostando al discurso de “la amenaza de China” y presentando a China como un “Estado hostil”, dijo.

Pero Liu también enfatizó que la disposición de China para desarrollar su asociación con Gran Bretaña no ha cambiado.

“Una relación sólida y estable entre China y el Reino Unido no solo favorece los intereses fundamentales de los pueblos de los dos países, sino que también favorece la paz y la prosperidad mundiales”, dijo. “Tenemos mil razones para hacer que esta relación sea exitosa, y ninguna para dejarla fracasar”.

Comments are closed.