RESUMEN: Pandemia sin tregua en América Latina y el Caribe, región en proceso de desconfinamiento social para reactivar economía

MEXICO, 13 jul (Xinhua) — La pandemia del nuevo coronavirus registra un avance constante en América Latina y el Caribe, región que al mismo tiempo ha entrado en un proceso paulatino de desconfinamiento social con la intención de reactivar las economías locales y retornar a la denominada “nueva normalidad”.

Brasil es el país de la región que encabeza los casos y las defunciones, al superar el domingo las 72 mil muertes por el nuevo coronavirus, luego de que agregó 631 fallecidos en las últimas 24 horas, al cumplirse cuatro meses del primer deceso registrado de forma oficial el 12 de marzo pasado, informó el Ministerio de Salud.

De acuerdo al boletín oficial diario, la cifra total de muertos en cuatro meses es de 72 mil 100 personas desde que comenzó la pandemia, con una tasa de letalidad del 3.9 por ciento.

En las últimas 24 horas se agregaron también a las estadísticas 24 mil 831 contagios, con lo cual ya suman un millón 864 mil 681 casos desde que comenzó la pandemia.

El Ministerio de Salud de Brasil indicó en el boletín sobre el nuevo coronavirus que un millón 123.204 personas también se han recuperado de la COVID-19.

A su vez, Chile elevó el domingo a 315 mil 41 la cifra de casos y a 6.979 las muertes, según el reporte del Ministerio de Salud con datos al cierre del sábado a las 21:00 hora local (01:00 GMT del domingo), que en 24 horas reportó 3.012 nuevos casos y 98 muertes más.

De los nuevos contagios, 2 mil 371 presentaron síntomas y 389 se mantuvieron sin ellos, según el Ministerio de Salud, que agregó que hay 24 mil 166 casos activos y 283 mil 902 personas recuperadas.

Se anunció además de la toma de 19 mil 171pruebas a COVID-19 en 24 horas, para sumar un millón 292 mil 798 desde que comenzó el rastreo en marzo pasado.

Chile está bajo estado de catástrofe y toque de queda nocturno, acciones resguardadas en calles por policías y militares, además de que mantiene el cierre de fronteras, la suspensión de clases y la paralización de las actividades comerciales no esenciales.

En tanto, Ecuador elevó a 67 mil 870 los casos confirmados de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) y a 5 mil 47 los fallecidos desde que comenzó la pandemia en el país sudamericano, el 29 de febrero pasado.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) detalló en su reporte diario que en 24 horas se confirmaron otros 661 casos y 16 muertos más, además de que la nación registra otros 3 mil 292 fallecidos probables por la COVID-19.

Del total de casos confirmados, 31 mil 533 corresponden a pacientes estables en aislamiento domiciliario, 685 hospitalizados estables y 322 hospitalizados con pronóstico reservado.

El informe detalló que 15 mil 541 pacientes han recibido alta epidemiológica y 8 mil 842 alta hospitalaria, mientras que a la fecha se han descartado 91.973 casos.

Respecto a la curva de contagios, el virus sigue propagándose en la provincia de Guayas (suroeste), epicentro de la pandemia en el país, que sumó 16 mil 480 contagios, 27 casos más respecto al sábado, así como mil 637 fallecidos hasta ahora.

Se registra también un crecimiento de casos en la provincia de Pichincha (centro-norte), la segunda región con más infectados del país y donde se ubica Quito, la capital y la ciudad más poblada de Ecuador.

Pichincha acumuló el domingo 10 mil 673 contagios y 583 muertos, tras registrar en 24 horas 259 casos más y otros dos decesos.

Más del 90 por ciento de los contagios y muertes se concentran en Quito, donde se registra una oleada de casos desde el pasado 3 de junio, cuando se relajó el confinamiento social tras más de dos meses de cuarentena.

La pandemia aún no puede darse por controlada en Ecuador, que desde el pasado 1 de junio entró en un proceso paulatino de desconfinamiento social para reactivar la economía, así como retornar a la normalidad con distanciamiento y protocolos de seguridad.

Por lo que respecta a Perú, el presidente Martín Vizcarra pidió a la ciudadanía ser responsable en el marco de la reactivación económica, con la finalidad de evitar un rebrote de contagios del nuevo coronavirus, que hasta ahora ha dejado 326 mil 326 casos desde que comenzó la pandemia en el país sudamericano.

“Si somos responsables podemos activar gradualmente la economía y evitar rebrotes. El gobierno pone su esfuerzo, pero vamos a lograr el objetivo cuando los ciudadanos pongan toda su responsabilidad”, expresó el mandatario durante su visita a la región sureña de Madre de Dios.

Insistió en la importancia de que las personas cumplan con las normas sanitarias, entre ellas el uso de mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento social.

Según el reporte diario publicado el domingo por el Ministerio de Salud (Minsa) de Perú, en las últimas 24 horas se registraron 3.616 nuevos contagios, para totalizar 326 mil 326 casos de COVID-19 en el país y 11.870 fallecidos.

“A la fecha, se tienen 11 mil 723 pacientes hospitalizados con COVID-19, de los cuales mil 316 se encuentran en UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) con ventilación mecánica”, agregó el informe.

Lima Metropolitana sigue con el mayor número de infectados al reportar 164 mil 226 casos, seguida por la provincia del Callao con 19 mil 80 casos.

El Minsa anunció en ese contexto que instalará en conjunto con empresas privadas 43 módulos para promover el lavado de manos tanto en Lima como en el Callao, con el fin de prevenir el aumento de casos del nuevo coronavirus en esas regiones.

Por su parte, Costa Rica reportó el domingo la muerte número 30 por COVID-19 en el país centroamericano, así como la detección de otros 365 casos del nuevo coronavirus, según el informe del Ministerio de Salud.

El director del Vigilancia de la Salud, Rodrigo Marín, informó que el total de casos acumulados hasta este domingo sumó 7 mil 596, que se dividen en 3 mil 273 mujeres y 4 mil 323 hombres, en que 5 mil 353 corresponden a costarricenses y 2 mil 243 a extranjeros.

Sin tregua la pandemia en Latinoamérica y el Caribe, región del mundo que en forma paralela ha iniciado un proceso paulatino de desconfinamiento social con el fin de reactivar la golpeada economía local.

Comments are closed.