Las dos lecturas del Informe sobre la labor del Gobierno Chino

Por ADOLFO LABORDE CARRANCO*

Las palabras de Li Keqiang, primer ministro de China, en el marco de la tercera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional, son muy importantes porque tienen dos lecturas. La primera es una lectura para el pueblo chino y su sociedad en un contexto de incertidumbre, lo cual se nota en las palabras de Li y nos habla de una preocupación en el manejo de los elementos macroeconómicos y la reducción de la pobreza, que es una directriz muy importante que se pretende mantener en 0,6 %.

El generar este ingreso per cápita está muy conectado con el tema del mercado interno. Esos 30.000 yuanes de ingreso per cápita hablan de una gran preocupación por reducir no solamente la pobreza, sino también por reactivar la economía en este contexto de falta de dinamismo de la propia economía internacional y de la economía china por el COVID-19.

Se habla de los resultados de 2019, del crecimiento de la economía china, de las capacidades que se han logrado, pero también reconoce algo muy importante, que es establecer la confianza, y menciona los elementos que tienen que ver con China, el argumento global, la cooperación internacional a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y, claro está, se asume China como un país en vías de desarrollo. 

Una segunda lectura es la interrelación de China con el mundo. Por supuesto que hay retos ante una recesión económica mundial y hay obstáculos en las cadenas globales de suministro, y eso le pega a China porque de alguna manera han tenido problemas para poder conectarse y cumplir con su participación en el comercio internacional. En la cuestión nacional hay objetivos en la estabilización del empleo, garantizar las condiciones de vida del pueblo chino y el objetivo fundamental que es liberarlo de la pobreza. Esto se hará a través de seis ejes de estabilización y seis ejes de garantizaciones, que así se denominan en el documento y que de una u otra manera avalan la demanda interna, lo que sería una política monetaria flexible y lógicamente en el tema económico más flexibilidad en la liberalización económica, así como en el comercio y la inversión.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta tendrá un papel fundamental en la construcción conjunta de alta calidad con los países socios. Habrá un impulso al acuerdo de asociación económica integral con algunos países de Asia y a las negociaciones de libre comercio que se están planteando entre China y Corea del Sur. Esto aunado a una política de negociación comercial que se firmó con Estados Unidos.

Entonces, a grandes rasgos, este es el mensaje que me parece es genuino. Es un mensaje que reconoce la potencialidad de oportunidades frente al COVID-19 en un contexto de interdependencia entre las diferentes naciones y, por supuesto, reconoce que China tiene las capacidades para poder sortear y salir de esta crisis mundial. 

*Adolfo Laborde Carranco es catedrático de la Universidad Anáhuac y columnista del diario El Heraldo (México).