EL NUEVO DESARROLLO SOCIOECONÓMICO DE CHINA DESPUÉS DE LA COVID-19

*Por Ignacio Martínez

En diciembre de 1978, durante la Tercera Sesión Plenaria del XI Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), se aprobaron las directrices reformistas presentadas por Deng Xiaoping, mismas que se vieron concretadas en el programa de las Cuatro Modernizaciones –agricultura, industria, defensa y ciencia y tecnología– y en la Política de Reforma y Apertura, que se perfilaba como la única vía para situar a China entre las grandes potencias económicas mundiales.

El 18 de octubre de 2017, Xi Jinping enfatiza ante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China en nombre del XVIII Comité Central del PCCh, presenta el desarrollo de China en torno a dos etapas que va desde el 2020 hasta mediados de siglo. En la primera etapa, que se extenderá del 2020 al 2035, la base será lograr la construcción y el triunfo definitivo en la culminación de una sociedad modestamente acomodada. En la segunda etapa, que se prolongará desde el 2035 hasta 2050, se habrá logrado un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y hermoso.

Para ello se plantean seis grandes estrategias: 1. Profundización de la reforma estructural por el lado de la oferta. 2. Construcción acelerada de un país innovador. 3. Aplicación de la estrategia de vigorizar las zonas rurales. 4. Aplicación de la estrategia de desarrollo coordinado de las regiones. 5. Aceleración del perfeccionamiento del régimen de la economía de mercado socialista. 6. Impulso de la formación de una nueva configuración de apertura integral.

Es importante destacar estas premisas porque resultado de la pandemia que provoca la Covid-19, el 22 de mayo de 2020 ante la Tercera Sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional, el primer ministro del Consejo de Estado, Li Keqiang realizó un análisis sobre el impacto para el desarrollo de China donde prevaleció durante 76 días la seguridad de la vida del pueblo y su salud. 

Li presentó dos ejes para el nuevo desarrollo de China:

  1. Seis plataformas de estabilidad. 1. Empleo. 2. Finanzas. 3. Comercio exterior. 4. Fondos foráneos. 5. Inversiones, y 6. Expectativas.
  2. Seis estrategias de desarrollo. 1. Empleo. 2. Mejorar las condiciones de vida básicas del pueblo. 3. Impulso a los agentes del mercado. 4. Fortalecer la seguridad alimentaria y energética. 5. Impulsar la estabilidad de las cadenas sectoriales y de suministro, y 6. Mejorar el funcionamiento de los niveles de base.

En la XIII Asamblea Popular Nacional se establecen las bases para este año elaborar el XIV Plan Quinquenal, a fin de trazar el esquema con el que se iniciará una nueva para el desarrollo de China y prepararse para el segundo centenario. 

La directriz será el desarrollo socioeconómico.

*José Ignacio Martínez Cortés es coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios, UNAM y profesor del Centro de Relaciones Internacionales, UNAM.