Texto íntegro del presidente chino Xi Jinping publicado en la prensa de Myanmar

Escribir un Nuevo Capítulo en Nuestra Amistad Paukphaw Milenaria

Xi Jinping

Presidente de la República Popular China

Al conmemorar el 70º aniversario de las relaciones diplomáticas entre China y Myanmar, me complace hacer una visita de Estado a Myanmar por invitación del presidente U Win Myint. Visité esta hermosa tierra en 2009, y me impresionó profundamente su paisaje sereno, sus diversas culturas y su gente trabajadora. Con la próxima visita, espero renovar los lazos “Paukphaw” de China con Myanmar y tratar nuestra futura cooperación.

China y Myanmar son vecinos cercanos conectados por montañas y ríos compartidos. Nuestra gente ha vivido uno al lado del otro durante miles de años. En el idioma de Myanmar, Paukphaw significa hermanos de la misma madre. Es una descripción adecuada de los sentimientos fraternos entre nuestros dos pueblos, cuyos estrechos lazos se remontan a la antigüedad. Ya en el siglo IV a. C., nuestros antepasados comenzaron a comerciar entre sí a través de la “Ruta del Oro y la Plata” uniendo las provincias chinas de Sichuan y Yunnan con Myanmar e India. En el apogeo de la dinastía Tang de China a principios del siglo IX, el Príncipe de Pyu dirigió a una compañía de bailarines y músicos en una visita a Chang’an (la capital de la dinastía Tang, conocida hoy como Xi’an). Su encantadora actuación fue celebrada por Bai Juyi, el principal poeta chino de su tiempo, en una oda a la música del reino de Pyu. Poco después de la fundación de la República Popular China en 1949, Myanmar fue el primero de los países con un sistema social diferente en reconocer a la Nueva China. La vieja generación de estadistas de nuestros dos países ha hecho enormes esfuerzos para desarrollar las relaciones entre China y Myanmar. El primer ministro chino, Zhou Enlai, que visitó Myanmar nueve veces, todavía es recordado con cariño por celebrar el Festival de Thingyan junto con la gente de Myanmar mientras vestía un atuendo local tradicional.

A lo largo de los 70 años de nuestras relaciones diplomáticas, China y Myanmar han defendido y puesto en práctica los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica. Nuestra relación ha estado marcada por la confianza, el respeto y el apoyo mutuos. Se ha convertido en un excelente ejemplo de igualdad, cooperación de beneficio mutuo y desarrollo común entre países de diferente tamaño. Nuestros estrechos vínculos han brindado beneficios reales a los pueblos d ambos países.

Hemos cimentado aún más la confianza mutua política. En la década de 1960, Myanmar se convirtió en el primero de los vecinos de China en resolver el problema de la frontera en un espíritu de consulta equitativa, entendimiento y convenio mutuos. Hoy, nuestros países disfrutan de estrechos intercambios de alto nivel, y nuestra asociación de cooperación estratégica integral está creciendo constantemente. China apoya firmemente a Myanmar en la búsqueda de un camino de desarrollo adecuado a sus condiciones nacionales. China apoya los esfuerzos del Gobierno de Myanmar para promover la paz y la reconciliación, y apoya a Myanmar para salvaguardar sus derechos e intereses legítimos y su dignidad nacional en el ámbito internacional. Myanmar, por su parte, le ha brindado a China un firme apoyo en asuntos que involucran los intereses centrales y las principales preocupaciones de China.

Hemos ampliado aún más nuestra cooperación práctica. Las economías de China y Myanmar son altamente complementarias y prometen un gran espacio para la cooperación. China ha sido durante mucho tiempo el mayor socio comercial de Myanmar y la fuente de inversión más importante. Nuestro comercio bilateral alcanzó los 16.800 millones de dólares estadounidenses en los primeros 11 meses de 2019. Más y más productos agrícolas y ganaderos de Myanmar se dirigen a las cocinas chinas. Se está produciendo una fructífera cooperación en la construcción de infraestructura y muchos otros campos. Con Myanmar como un importante país socio de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, nuestras dos partes han capitalizado la convergencia de nuestras estrategias de desarrollo. Hemos firmado documentos de cooperación para construir el Corredor Económico China-Myanmar (CMEC) y hemos establecido un comité conjunto del mismo corredor para supervisar el progreso constante.

Hemos fortalecido aún más los lazos entre los pueblos. Nuestros vibrantes intercambios culturales, religiosos y de pueblos brindan un sólido apoyo para profundizar nuestra amistad Paukphaw. El tesoro nacional de China, la reliquia del diente de Buda, se exhibió cuatro veces en Myanmar para reverencia pública. Con donaciones de Myanmar, se construyó un santuario al estilo de Myanmar en el Templo del Caballo Blanco en Luoyang, en la provincia china de Henan. Con la ayuda de médicos y enfermeros chinos, muchos pacientes con cataratas en Myanmar han recuperado la vista y los niños con enfermedades cardíacas congénitas han recibido atención médica adecuada. Las películas y programas de televisión chinos han encontrado una amplia audiencia en Myanmar.

Este año, China logrará su primer objetivo centenario de marcar el comienzo de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos. Myanmar está progresando continuamente en el desarrollo económico y social. Al conmemorar el 70º aniversario de nuestras relaciones diplomáticas, es importante que mantengamos nuestra amistad tradicional y profundicemos la cooperación mutuamente beneficiosa, para llevar las relaciones entre China y Myanmar a una nueva era.

Necesitamos elaborar un nuevo mapa de ruta para las relaciones bilaterales, fortaleciendo la comunicación estratégica. Nuestras dos partes pueden continuar con el papel vital de los intercambios de alto nivel para orientar nuestras relaciones, afianzar la comunicación y la coordinación en todos los niveles y compartir la experiencia del desarrollo. Es importante que continuemos apoyándonos fuertemente en temas relacionados con los intereses esenciales del otro. Profundizando nuestra asociación de cooperación estratégica integral con una visión estratégica y de largo plazo, haremos que la idea de construir una comunidad con un futuro compartido esté bien arraigada en los corazones y la mente de nuestros pueblos. China apoya a Myanmar en promover el proceso de paz y reconciliación a través del diálogo político. Las dos partes trababan juntas para garantizar la paz y la estabilidad a lo largo de nuestra frontera.

Necesitamos dar nuevo ímpetu a nuestra cooperación de beneficio mutuo profundizando los intercambios comercial y económico. Nuestras dos partes precisan profundizar la cooperación práctica en el marco de la Franja y la Ruta, y convertir una etapa conceptual en una concreta planificación e implementación en el desarrollo del CMEC. Se requieren esfuerzos para promover los tres pilares del CMEC, es decir la Zona Económica Especial de Kyaukpyu, la Zona de Cooperación Económica Fronteriza China-Myanmar y la Nueva Ciudad de Yangon. También necesitamos ahondar la cooperación práctica y de beneficio mutuo en tales áreas como conectividad, electricidad, energía, transporte, agricultura, finanzas y bienestar social para traer más beneficios a ambos pueblos.

Necesitamos agregar nuevo contenido a nuestra amistad Paukphaw aumentando intercambios y aprendizaje mutuo. Nuestras dos partes han designado 2020 como el Año de Cultura y Turismo China-Myanmar. La estupenda naturaleza y el fascinante patrimonio cultural de Myanmar atraerán sin duda alguna a más turistas chinos. Para celebrar el 70º aniversario de nuestras relaciones diplomáticas, ambas partes llevarán a cabo una serie de actividades para ampliar los intercambios y cooperación en educación, religión, medios de comunicación, cine y televisión. Tales eventos conjuntos ayudarán a fortalecer el apoyo público a la amistad China-Myanmar, impulsando y vitalizando nuestra amistad Paukphaw.

Necesitamos obtener nuevo progreso en la paz y la estabilidad regional a través de la mayor coordinación y cooperación. Ante el creciente unilateralismo y proteccionismo, los dos países necesitan fortalecer la coordinación y cooperación en los foros multilaterales, tales como las Naciones Unidas y los mecanismos de cooperación de Asia del Este y de Lancang-Mekong. En esta nueva era, necesitamos defender el espíritu de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, alentar los esfuerzos para establecer un nuevo tipo de relaciones internacionales que se caractericen por el respeto mutuo, la imparcialidad, la justicia y la cooperación de ganancia compartida, y esforzarse por construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

En China y Myanmar, las personas tienen dichos similares en el sentido de que más intercambios acercarán a familiares y amigos. En este año del 70º aniversario, las relaciones entre China y Myanmar se encuentran en un nuevo punto de partida. Trabajemos de la mano para construir una comunidad China-Myanmar aún más cercana con un futuro compartido y para escribir un nuevo capítulo para nuestra amistad Paukphaw milenaria.

Comments are closed.