China celebra reunión económica clave para planear 2020

BEIJING, 12 dic (Xinhua) — La Conferencia Central de Trabajo Económico para 2020 fue celebrada en Beijing entre el martes y el jueves, sirviendo como escenario para que los líderes chinos definieran el curso que seguirá la economía del país en el próximo año.
En un discurso pronunciado durante la conferencia, Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), presidente chino y presidente de la Comisión Militar Central, hizo un repaso del trabajo económico del país en 2019, analizó la situación actual y esbozó las principales tareas para 2020.
En frente a la complicada situación que supusieron los crecientes riesgos y desafíos tanto en el país como en el exterior en este año, China ha mantenido un desarrollo económico y social sostenido y saludable, y ha hecho avances destacables en las “tres duras batallas”, logrando notables progresos en la reducción orientada de la pobreza, la prevención y el control efectivos de los riesgos financieros, y una mejora general del medio ambiente, de acuerdo con una declaración emitida al término de la reunión.
Entre tanto, el progreso del país en el cumplimiento de las principales tareas del XIII Plan Quinquenal cumplió con las expectativas, y se han dado nuevos avances de gran importancia de cara a la finalización de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos, agrega el documento.
“La razón principal es que hemos defendido el liderazgo centralizado y unificado del Comité Central del PCCh, mantenido la determinación estratégica, seguido buscando el progreso manteniendo al mismo tiempo la estabilidad, profundizado la reforma y la apertura, y explotado al máximo el entusiasmo de los Gobiernos central y locales”, subraya el texto.
“Si bien debemos reconocer a plenitud nuestros logros, debemos ver que China se encuentra en una etapa crucial de la transformación de su modelo de crecimiento, de la mejora de su estructura económica, y del fomento de nuevos motores de desarrollo”, advierte la declaración.
El país enfrenta una creciente presión económica a la baja en un contexto de problemas estructurales, institucionales y cíclicos interrelacionados, prosigue.
La economía global sigue perdiendo velocidad, el mundo aún está experimentando profundos ajustes derivados de la crisis financiera internacional, los cambios profundos se están acelerando, y las fuentes de turbulencia han aumentado de forma sustancial, señala el documento, que hace un llamado al país a estar “bien preparado con planes de contingencia”.
Dada esta situación, la conferencia señaló que la tendencia básica de la economía china de mantener un crecimiento sostenido hacia un desarrollo saludable y a largo plazo permanece inalterada.
“Podemos superar todos los riesgos y desafíos”, asegura el texto.
Para lograr las metas fijadas para 2020, China convertirá en su máxima prioridad mantener la estabilidad, y defenderá el marco de macropolíticas estables, micropolíticas flexibles y políticas sociales que garanticen que las necesidades básicas sean satisfechas.
La conferencia hizo énfasis en la importancia de hacer esfuerzos vigorosos y sostenidos en la profundización de la reforma estructural por el lado de la oferta y de garantizar un crecimiento razonable y una mejora sostenida de la economía.

Comments are closed.