Oficina de lucha contra terrorismo de China se opone a aprobación de proyecto de ley sobre asuntos de Xinjiang en Cámara de Representantes de EEUU

BEIJING, 4 dic (Xinhua) — Un alto funcionario de la oficina de lucha contra el terrorismo de China expresó hoy miércoles una fuerte indignación y enérgica oposición ante la aprobación de un proyecto de ley sobre asuntos relativos a Xinjiang en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos.

La llamada “Ley de Política de Derechos Humanos Uygur de 2019” ignora los hechos y hace acusaciones infundadas contra las políticas relativas a la región del gobierno chino, sus medidas para luchar contra el terrorismo y mantener la estabilidad, así como las condiciones de derechos humanos en Xinjiang, señaló Liu Yuejin, director de la oficina del grupo dirigente nacional contra el terrorismo de China.

“El proyecto de ley expone plenamente el doble estándar de EEUU en la lucha contra el terrorismo y su intención de interferir en los asuntos internos de China con el pretexto de los derechos humanos”, señaló.

Durante algún tiempo, las fuerzas del “Turkestán Oriental” dentro del país y en el extranjero planearon, organizaron y llevaron a cabo actividades violentas y separatistas en Xinjiang, lanzando miles de ataques terroristas en la región, asesinando a un gran número de personas inocentes y cientos de policías, además de causar una pérdida inconmensurable de la propiedad.

Frente a estas amenazas, China ha tomado medidas enérgicas para combatir el terrorismo y el extremismo en conformidad con la ley, deteniendo de manera efectiva las frecuentes actividades terroristas y garantizando los derechos de subsistencia y desarrollo y otros derechos básicos del pueblo, dijo Liu, señalando que Xinjiang no ha sido testigo de ningún incidente terrorista violento en los últimos tres años.

El gobierno chino siempre se ha adherido a un enfoque basado en la ley en la lucha contra el terrorismo, e insiste en combinar dicha lucha apegada a la ley y protegiendo los derechos humanos, refiere el funcionario.

“China se opone a vincular el terrorismo y el extremismo con países, grupos étnicos o religiones específicos. Se opone al doble estándar en la lucha contra el terrorismo”, dijo.

El país aboga por medidas integrales para abordar tanto los síntomas como las causas profundas, con el doble propósito de atacar las actividades terroristas y eliminar los motivos para que el terrorismo se produzca, indicó Liu.

China apoya una cooperación internacional más pragmática en la lucha en contra del terrorismo sobre la base del respeto mutuo y la consulta en pie de la igualdad.

Liu enfatizó que los desafíos planteados por el terrorismo y el extremismo siguen siendo sombríos y que aún queda un largo camino por recorrer para combatir el terrorismo y el extremismo.

“Sólo abandonando el doble estándar, mejorando la confianza política mutua, construyendo un consenso estratégico y promoviendo la cooperación y el intercambio, podemos frenar y combatir más eficazmente el terrorismo y el extremismo y mantener la paz mundial”, agregó.