RESUMEN: Discurso del presidente Xi en CIIE da señal de esperanza al futuro de economía mundial, según expertos latinoamericanos

BEIJING, 7 nov (Xinhua) — El discurso pronunciado por el presidente chino, Xi Jinping, en la apertura de la II Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés) pone de manifiesto la voluntad y el empeño de China de abrir su mercado y da una señal de esperanza al mundo, destacaron expertos latinoamericanos.

En una entrevista con Xinhua, Ignacio Villagrán, director del Centro de Estudios Argentina-China de la Universidad de Buenos Aires (UBA), resaltó que el presidente Xi, en su discurso, se comprometió a abrir el mercado chino para los productos, inversión y servicios extranjeros.

“Eso abre una nueva puerta de oportunidades para muchas empresas internacionales, sobre todo en el ámbito de las empresas de servicios, para acceder a ese mercado y competir en distintos servicios financieros, tecnológicos”, sostuvo el académico argentino.

A su vez, el exembajador de Chile en China Fernando Reyes Matta consideró que las afirmaciones y compromisos planteados por el presidente Xi en su discurso dan una señal de esperanza al futuro de la economía mundial.

“Si China mantiene su economía abierta, sus mercados receptivos a lo que produce el mundo, a la inversión, a los cambios tecnológicos y nuevas formas de cooperación multilateral, hay allí una agenda de avance hacia el futuro”, aseveró el también director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China de la Universidad Andrés Bello de Chile.

Para Eduardo Regalado, investigador del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) de Cuba, la celebración de la CIIE es una necesidad de la economía mundial, más que una solo de la economía china.

“El resurgimiento de nuevas políticas proteccionistas dañan mucho a países que dependen sus ingresos de la exportación y China está abriendo una puerta, dando una posibilidad a que esos países puedan vender sus productos, tengan ingresos y puedan ser economías saludables”, dijo el especialista.

Según Regalado, lo que más resalta del discurso de Xi es la voluntad y el empeño de China por defender una prosperidad a nivel global.

“Convocar a los países a abrir sus economías a la cooperación, al intercambio y eso, en un momento como este, es sumamente relevante, y tiene una connotación extraordinaria”, opinó.

En caso de Latinoamérica y el Caribe, Villagrán aseguró que la apertura china es beneficiosa y al mismo tiempo, se presenta como desafío, porque los países de la región deben “pensar cuáles son los espacios de posibilidad para ingresar con productos de mayor valor agregado”.

China es el segundo socio comercial de América Latina. El volumen del comercio bilateral entre ambos bloques alcanzó un récord de 307.400 millones de dólares en 2018, con un aumento del 18,9 por ciento respecto al año anterior, según datos publicados por la Administración General de Aduanas (AGA) de China en febrero pasado.

Por su parte, Reyes Matta destacó la importancia de la iniciativa de la Franja y la Ruta, al recordar que 19 países latinoamericanos y caribeños han firmado con China un memorándum de entendimiento de construcción conjunta de la iniciativa.

“Las potencialidades de interacción entre China y América Latina en torno de esta iniciativa serán importantes, especialmente cuando se proyecten sus metas por las vías de la comunicación digital”, concluyó.