Máximo órgano legislativo condena interferencia de EEUU en asuntos de Hong Kong

BEIJING, 16 oct (Xinhua) — La Asamblea Popular Nacional (APN), el máximo órgano legislativo de China, condenó enérgicamente y se opuso firmemente hoy miércoles a la aprobación por parte de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de la llamada Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019.
La acción constituyó una “descarada interferencia en los asuntos de Hong Kong y una brutal intervención en los asuntos internos de China”, de acuerdo con un comunicado emitido por el Comité de Asuntos Exteriores de la APN.
Desde el retorno de Hong Kong a la patria, las políticas de “un país con dos sistemas”, la “administración de Hong Kong por los hongkoneses” y un alto grado de autonomía han sido implementadas completamente, lo que ha sido un éxito “reconocido universalmente”, señaló el comunicado.
Los compatriotas de Hong Kong disfrutan de libertad integral y de derechos democráticos conforme a la Constitución de la República Popular China, la Ley Básica y otras leyes locales de la Región Administrativa Especial de Hong Kong, indicó el comunicado.
No obstante, en el nombre de los “derechos humanos” y de la “democracia”, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha tratado de perturbar a Hong Kong y de contener el desarrollo de China, desacatando el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales, señaló el comunicado.
El comité también acusó a la Cámara de Representantes estadounidense de ignorar la voluntad y los llamados de la sociedad de Hong Kong, y de cerrar los ojos ante los crímenes cometidos por algunos radicales violentos que dañaron gravemente la seguridad social y la estabilidad de Hong Kong, desafiaron flagrantemente el principio de “un país con dos sistemas” y mostraron señales de terrorismo.
“Hong Kong pertenece a China, y los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China en los que no se permite en absoluto la interferencia de ningún otro país”, añadió el comunicado.
“Instamos fuertemente al Congreso de Estados Unidos y ciertos políticos a que dejen de interferir en los asuntos de Hong Kong, acaten el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales, y detengan inmediatamente la promoción de la deliberación de iniciativas de ley relacionadas con Hong Kong”, indicó el comunicado, exhortando a la parte estadounidense hacer más cosas que sean conducentes al desarrollo de largo plazo y a los intereses fundamentales de China y de Estados Unidos.

Comments are closed.