Actrices de mediana edad denuncian la falta de buenas oportunidades en cine y televisión chinos

Xining, 08/08/2019 (El Pueblo en Línea) – Un discurso pronunciado por la actriz Hai Qing durante la ceremonia del Festival Internacional de Cine -en nombre de un grupo de actrices chinas de mediana edad- ha generado un inusitado interés en las redes sociales.

En su texto, Hai formaliza una queja sobre la desenfrenada discriminación (debido a la edad) que hoy enfrentan la mayoría de las actrices chinas en la industria del cine y la televisión.

“Nos apasiona el cine, pero la mayoría de nosotras hemos sido muy pasivas y permitido que nos alejen de las buenas producciones debido a las limitaciones de mercado y guión”, afirmó Hai, actriz de 41 años.

Las declaraciones de Hai sintonizan con el modo de pensar de muchas actrices que han tenido que enfrentar los problemas que acarrea envejecer dentro de la industria china del entretenimiento.

Al cumplir 30 años, las actrices comienzan su “cuesta abajo” porque la industria del cine y la televisión chinas venden una imagen de belleza ideal orientada a los muy jóvenes.

En un programa de variedades grabado en el 2018, la actriz Yang Rong, de 30 años, confesó el gran dilema de su carrera. Aunque el público -y ella misma- están cansados de que siempre mantenga la misma imagen en pantalla, ella no logra “renovarse” porque teme a ser desplazada dentro de un mercado tan competitivo.

Algunos espectadores han comprobado que la mayoría de las actrices chinas suelen desaparecer entre los 35 y los 40 años, para luego volver con 50 años a encarnar madres y abuelas.

Incluso Song Dandan, un nombre familiar en China y un rostro bien conocido por sus memorables papeles maternales, expresó cierta vez que una década después de los 35 años su carrera casi se detuvo porque no habían personajes apropiados para ella.

La actriz china Yong Mei, ganadora del Oso de Plata a la Mejor Actriz en el 2019, también lamentó la precaria situación laboral en la que se encuentran las actrices de mediana edad.

“Son bonitas, experimentadas y comunicativas… sin embargo, tienen muy pocas oportunidades en el mercado. Y todo se reduce a un estereotipo visual: el espectador chino no está dispuesto a contemplar en pantalla a una hermosa mujer de mediana edad. Sólo quiere disfrutar las caritas jóvenes”, fustigó Yong.La escasez de personajes protagónicos femeninos de mediana edad se puede atribuir a los propios temas que abordan las películas.

A pesar de que el mercado del cine nacional ha tenido un auge en los últimos años, grandes éxitos de taquilla como “La tierra errante” y “Lobos Guerreros” narran el heroísmo de protagonistas masculinos. En este contexto, los personajes femeninos son poco más que el decorado.

Sin embargo, el director de cine Fang Gangliang considera que la falta de mujeres de mediana edad protagonizando dramas de televisión y películas se debe principalmente al hecho de que la mayoría del público nacional es muy joven: adolescentes y veinteañeros.

Ellos quieren verse reflejados en la pantalla. Esto puede explicar por qué a pesar de que los dramas románticos se reiteran hasta el cansancio, no pierden su atractivo.”Un mercado saludable es aquel que permite desarrollar producciones diversas y que los actores y actrices de todos los grupos de edad mantienen la oportunidad de protagonizar”, asegura el director de cine Wu Shixian.

“Las actrices de mediana edad tienen una suficiente experiencia de vida que les permite interpretar roles complejos y desafiantes. Pero la realidad es que los personajes para su edad que ofrecen los guiones actuales suelen ser estereotipos como “la madre cariñosa” o “la madrastra viciosa”, mientras que los personajes masculinos son más diversos y están mejor desarrollados”, añadió Wu.

A pesar de que esto es algo universalmente cierto, los actores, productores, guionistas y directores de Hollywood, Japón y Corea del Sur parecen estar conscientes y buscan un nuevo camino para marcar la diferencia.Es por eso que actrices como Kate Winslet, de 44 años, Cate Blanchett, de 50 años o Meryl Streep, de 70 años, siguen brillando en Hollywood. Incluso hasta Kim Nam-joo, de 40 años, todavía puede sorprender a su público en las series coreanas e incluso muchas actrices japonesas nacidas en los años 60 y 70, como Yuki Amami y Rie Miyazawa, no pierden popularidad.

En China, algunas actrices de mediana edad que han tenido éxito y que no están satisfechas con las oportunidades que hoy les brinda la pantalla, han decidido tomar el timón y subirse a la dirección ejecutiva de las producciones cinematográficas.

Por ejemplo, la actriz Yao Chen, de 40 años, ha producido una nueva película que ella misma protagoniza. Asimismo, la actriz Xu Jinglei también ha dirigido varias películas donde ha tenido roles principales.

“Estos esfuerzos son edificantes, aunque para avanzar de manera firme y sostenida se necesitan el esfuerzo conjunto de productores, guionistas y directores”, considera Dayyan Eng, director de cine.

Mientras tanto, los especialistas aconsejan ser pacientes y esperar que el público crezca. A medida que envejecen, exigirán idenficarse en series de televisión y películas.

“El mercado tiene la capacidad de autorregularse y autocorregirse. Cuando los espectadores se cansen de ver caritas tiernas por doquier, comenzarán a apreciar lo hermoso que hay en rostros maduros y arrugados”, aseguró el guionista He Jiping.

Comments are closed.