Foro sobre lazos EEUU-China pide colaboración constante para avances de ganar-ganar

HONG KONG, 10 jul (Xinhua) — Un foro internacional de alto nivel sobre las relaciones económicas China-Estados Unidos concluyó hoy en Hong Kong de China con un llamado para una colaboración constante entre las dos mayores economías del mundo con el fin de seguir adelante con las negociaciones comerciales y de realizar avances de ganar-ganar.
ESTADOS UNIDOS Y CHINA SE NECESITAN EL UNO AL OTRO
“Estados Unidos y China se necesitan el uno al otro. Nuestras economías están muy entrelazadas”, dijo Max Baucus, exembajador de Estados Unidos en China, al margen del foro “Relaciones Comerciales y Económicas Estados Unidos-China: ¿Ahora qué sigue?”.
“Estamos unidos de forma inseparable en el comercio de bienes y servicios y en la inversión. Vamos a necesitarnos el uno al otro cada vez más conforme transcurran los años”, añadió.
Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China en 1979, los lazos económicos entre los dos países se han fortalecido con comercio e inversiones florecientes en ambos sentidos.
La historia ha demostrado que la cooperación bilateral puede generar enormes ganancias para ambos países, dijo Jeff Moseley, director de la Asociación Empresarial de Texas.
Texas se ha beneficiado principalmente de los lazos cada vez más estrechos con China, su tercer mayor socio comercial, dijo Moseley. “Tenemos una fuerte inversión de China en Texas y sabemos que muchas de nuestras compañías dependen de esta relación”.
Moseley dijo que espera atraer más inversión china a Texas en ámbitos como energía, agricultura, atención médica y tecnología.
Mark Kirk, exsenador del estado de Illinois, dijo que los principales patronos del estado, como la compañía médica Abbott Laboratories, “realmente dependen del funcionamiento del mercado chino”.
“Sencillamente favorece nuestros intereses tener una buena relación con China. Cuando uno ve a estos grandes empresarios de Illinois, todos ven el futuro de China como la mejor forma de mejorar la compañía”, dijo Kirk. “Uno tiene que analizar la construcción de la relación desde cero”.
David Lampton, investigador Oksenberg-Rohlen del Centro de Investigación de Asia Pacífico de la Universidad de Stanford, dijo que los dos países tienen “economías muy compatibles en muchos sentidos”.
“China necesita productos agrícolas, energéticos y tecnológicos y Estados Unidos necesita muchas de las cosas que China fabrica. La inversión de China crea empleos en Estados Unidos”, dijo. “De modo que en principio, tenemos un estatus económico muy compatible y debemos cooperar”.
ESPERANZA DE ÉXITO EN NEGOCIACIONES COMERCIALES
Muchos participantes en el foro de dos días, incluyendo renombrados políticos, investigadores y líderes empresariales, expresaron la esperanza de que las negociaciones comerciales entre los dos países puedan finalmente conducir a una conclusión exitosa.
La cumbre de Osaka realizada el mes pasado fue importante porque los líderes de los dos países “dijeron a sus pueblos, tanto a nivel de personal como a la gente en general, que ‘deseamos resolver a esto. Deseamos trabajar juntos'”, dijo Edwin Feulner, fundador del grupo de expertos estadounidense de The Heritage Foundation.
“Si podemos librarnos de algunos de los problemas constantes y persistentes, podremos resolverlo”, dijo Feulner, quien se mostró básicamente optimista con respecto a la posibilidad de que los dos países trabajen juntos.
Para librarse de los posibles obstáculos a la futura cooperación, Lampton propuso que los líderes de los dos países sigan “pensando estratégicamente y a largo plazo”.
“Este es un momento para alejarnos de la confrontación”, dijo Stephen Roach, investigador del Instituto Jackson de Asuntos Mundiales de la Universidad de Yale.
Jimmy Flannigan, miembro del ayuntamiento de Austin, en el estado de Texas, pidió colaboración en lugar de una “batalla de ganadores” en las negociaciones.
“Si percibimos estas negociaciones en esta relación como una batalla de ganadores y perdedores, sólo habrá perdedores. Esta es la diferencia entre la competencia y la colaboración. Deseamos ver que estos acuerdos comerciales sean alcanzados de una forma mutuamente benéfica”.
Algunos oradores del foro también refutaron la retórica de que China se está aprovechando de Estados Unidos.
El déficit comercial de Estados Unidos está más conectado con los propios desequilibrios macroeconómicos del país, dijo Roach. “No podemos abordar desequilibrios multilaterales con más de 100 países resolviendo el déficit comercial con un solo país, China”.
“Nuestra relación bilateral ha enfrentado contratiempos en el camino, pero ha producido una clásica situación de ganar-ganar”, dijo Neil Bush, hijo del expresidente estadounidense George H. W. Bush, en nombre de la Fundación Bush para China.
LA COOPERACIÓN BILATERAL BENEFICIA AL MUNDO
Los asistentes del foro coincidieron en que reencauzar los lazos económicos Estados Unidos-China no sólo impulsará la cooperación bilateral, sino que también beneficiará al mundo en general.
Si se alcanza un buen acuerdo y dura mucho tiempo, China y Estados Unidos sentarán un buen precedente de lazos de cooperación entre grandes economías en el futuro, dijo Kirk.
Los participantes coincidieron en que la cooperación entre los dos países ya ha generado efectos de positivos para el resto del mundo en los últimos 40 años y se espera que siga influyendo en el mundo en el futuro.
“Durante la mejora y el auge de China como segunda mayor economía mundial, no sólo Estados Unidos y China se han beneficiado, sino que todo el mundo se ha beneficiado”, dijo Roach.
Feulner dijo que China y Estados Unidos deben ver las negociaciones como una oportunidad para alcanzar el “objetivo compartido” de remodelar y modernizar la relación económica.
“La economía mundial de los próximos 50 años va a ser impactada por las economías china y estadounidense juntas”, dijo Feulner. “Tenemos que trabajar juntos y considero que estamos en vías de empezar a hacerlo”.
Fortalecer los lazos económicos de las dos mayores economías del mundo tendrá un significado especial en medio de la desaceleración del comercio mundial y de un entorno de inversión deficiente, dijeron los asistentes.
“Ante la desaceleración de la economía mundial, las dos partes deben encontrar un nuevo enfoque de cooperación para hacer más grande el ‘pastel económico’ y también ayudar a impulsar el desarrollo de otras partes del mundo”, dijo Wei Jianguo, vicepresidente del Centro de Intercambios Económicos Internacionales de China.
“Nuestra apertura de alto nivel estimulará una mayor integración de China a la economía mundial, lo que traerá beneficios para su propio pueblo y también contribuirá al desarrollo y la paz del planeta”, dijo Zhu Guangyao, exviceministro de Hacienda de China.