Promover la construcción de la Franja y la Ruta

*Por Qiu Xiaoqi, Embajador de China en México
Después del primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional convocado en 2017, tendrá lugar en Beijing a finales de abril la segunda edición comprometida hace dos años. Con el lema de “Cooperación de la Franja y la Ruta, dando forma a un futuro compartido más brillante”, el foro de este año abarcará una serie de actividades como la ceremonia de apertura, la cumbre de la mesa redonda de líderes, la reunión de alto nivel, los subforos especiales y la reunión empresarial. Representantes de unos 100 países, incluidos cerca de 40 líderes extranjeros han confirmado su participación en este evento mucho más grande que el de 2017, que seguramente despertará la atención global.
La iniciativa propuesta por el presidente chino Xi Jinping en 2013 tiene el objetivo de desarrollar el espíritu de la antigua Ruta de la Seda, y buscar la cooperación y el desarrollo común con todo el mundo. Hasta ahora, 124 países y 29 organizaciones internacionales han firmado el documento de cooperación con China. Las ideas correspondientes han sido incluidas en los documentos finales de importantes mecanismos internacionales como la ONU, el G20, el APEC y la Organización de Cooperación de Shanghai. El comercio de China con los países participantes ha superado cinco billones de dólares y la inversión directa ha ascendido a más de 60 mil millones de dólares. La creación de más de 200 mil empleos ha impulsado enérgicamente el desarrollo económico local y la mejora de la vida del pueblo. En los últimos seis años, la Franja y la Ruta ha señalado un nuevo rumbo para la cooperación internacional y ha abierto un nuevo espacio para el crecimiento económico mundial con nuevas energías motrices.
El mundo de hoy se enfrenta a un cambio titánico que no se ha conocido en el último siglo. Aumentan el proteccionismo y el unilateralismo, y crecen los factores inestables e inciertos en la situación internacional. El déficit de gobernanza, el de confianza, el de paz y el de desarrollo ya representan un desafío severo para la humanidad. Bajo estas circunstancias, se destaca más el atractivo moral y de cooperación de la iniciativa de la Franja y la Ruta dedicada al impulso de la paz y el desarrollo mundiales. Su principio de consulta y cooperación para beneficios compartidos y la idea de mejorar la conectividad en las cinco áreas prioritarias de política, infraestructura, comercio, finanzas y vínculos entre personas, han cambiado la mentalidad de “juego de suma cero” y de que “el ganador se lleva todo”. Tiene un significado práctico para promover el desarrollo de la globalización económica en una dirección más justa, razonable, inclusiva y de beneficio generalizado. La Franja y la Ruta es originaria en China, pero sus oportunidades y resultados pertenecen al mundo entero. China trabajará con las demás partes para convertir la Franja y la Ruta en un camino de paz, prosperidad, apertura e innovación, que conecta las diferentes civilizaciones y beneficia a todos los pueblos.
Hace más de 2 mil años, la angitua Ruta de la Seda rompió la barrera geográfica entre el Oriente y el Occidente. Hoy día, la Franja y la Ruta ayuda a construir una comunidad de destino de la humanidad. ¡Esperemos el nuevo encuentro de cooperación en Beijing!

Comments are closed.