China relajará requisitos para residencia permanente en grandes ciudades

BEIJING, 9 abr (Xinhua) — China anunció el lunes que relajará los requisitos para la residencia permanente en muchas grandes ciudades como parte de su nuevo impulso de urbanización.
Las restricciones a los permisos de residencia permanente deben eliminarse en ciudades con una población de entre un millón y tres millones de personas, según un documento que describe las tareas clave de urbanización publicado este año por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, máximo planificador económico del país.
Para las localidades con poblaciones de entre tres millones y cinco millones de personas, las calificaciones para tales permisos deberían estar “completamente relajadas” y las restricciones para que ciertos grupos clave de personas obtengan dichos permisos deben eliminarse, añade el documento.
Anteriormente, el país ya había abolido gradualmente las restricciones sobre la residencia permanente en ciudades pequeñas y medianas y poblados con poblaciones por debajo del millón.
El documento de la entidad también exige que las ciudades con concentraciones de más de 5 millones mejoren sus políticas y expandan drásticamente la escala de su residencia permanente.
Si bien la rápida urbanización en China ha llevado grandes flujos de población de las áreas rurales a las ciudades, solo las personas registradas con permisos de residencia permanente tienen derecho a los servicios de bienestar social en las ciudades donde residan.
Los servicios públicos básicos deben garantizarse para los habitantes permanentes no registrados en las ciudades, con una mayor oferta educativa en las ciudades donde hay un número considerable de hijos de trabajadores migrantes, según el documento.
La cobertura de las viviendas de alquiler con apoyo gubernamental y los fondos de asistencia de vivienda deben ampliarse para beneficiar a más habitantes permanentes no registrados, indica el texto.
China tiene como objetivo añadir 100 millones de residentes urbanos permanentes registrados de 2016 a 2020.
A finales de 2018, la proporción de dichos residentes respecto a la población total del país fue del 43.37 por ciento, un aumento de 1,02 puntos porcentuales con respecto al año anterior, según datos del Buró Nacional de Estadísticas.