China mejora cohetes Gran Marcha-6 para incrementar lanzamientos comerciales

BEIJING, 11 feb (Xinhua) — China ha anunciado hoy lunes que está desarrollando la versión modificada de los cohetes Gran Marcha-6 para añadir cuatro impulsores sólidos con el fin de incrementar su capacidad de carga.

El mejorado cohete de carga media será enviado al espacio para 2020, según la Academia de Tecnología de Aviación Espacial de Shanghai subordinada a la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespaciales de China, que diseñó el cohete.

El Gran Marcha-6 ha sido empleado principalmente en lanzamientos comerciales de la academia. El cohete completó dos pruebas espaciales en septiembre de 2015 y noviembre de 2017, llevando 20 y 3 satélites, respectivamente.

El cohete mide 29,3 metros de largo y tiene un peso de despegue de 103 toneladas. Tiene una capacidad de carga de una tonelada por órbita sincrónica con el Sol.

El Gran Marcha-6 está propulsado por oxígeno y queroseno líquidos, lo que lo convierte en el primer cohete portador que usa combustibles no tóxicos ni contaminantes.

Ding Xiufeng, gerente ejecutivo del proyecto Gran Marcha-6, indicó que en respuesta a la creciente demanda de lanzamientos comerciales, el cohete incrementará su competitividad en el mercado a través de mejoras técnicas, para proporcionar unos servicios más fáciles, rápidos e integrales a los usuarios nacionales e internacionales.

En enero la Corporación Industrial Gran Muralla de China firmó un acuerdo de servicios de lanzamiento múltiple con la empresa argentina Satellogic para emplear los cohetes Gran Marcha-6 y Gran Marcha-2 en el envío al espacio de 90 satélites en los próximos años.

Los primeros 13 satélites estarán listos a lo largo del año. Esta será la primera vez que se emplee el Gran Marcha-6 en lanzamientos para un usuario internacional.