Xi exige “mayores logros estratégicos” en gobernanza del Partido

BEIJING, 11 ene (Xinhua) — Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), pidió hoy viernes esfuerzos para avanzar en la construcción del Partido y exigió “mayores logros estratégicos” en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido.

Xi, también presidente chino y presidente de la Comisión Militar Central (CMC), hizo estas declaraciones en la tercera sesión plenaria de la XIX Comisión Central de Control Disciplinario (CCCD) del PCCh.

Xi también instó a consolidar y desarrollar una “victoria aplastante” en la lucha contra la corrupción.

Se deben realizar esfuerzos para asegurar que los funcionarios no se atrevan, sean incapaces y no intenten cometer corrupción, para mejorar los sistemas de supervisión del Partido y del Estado y para garantizar que el espíritu del XIX Congreso Nacional del PCCh y las principales decisiones del Comité Central del PCCh sean implementadas con determinación, con el fin de recibir al 70° aniversario de la fundación de la República Popular China con grandes logros, dijo Xi.

A la reunión también asistieron los miembros del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh Li Keqiang, Li Zhanshu, Wang Yang, Wang Huning y Han Zheng.

El encuentro fue presidido por Zhao Leji, también miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh y director de la CCCD.

Xi se refirió a los logros en la construcción del Partido desde el XIX Congreso Nacional del PCCh, que incluyeron la “victoria aplastante” en el combate contra la corrupción, y dijo que el Partido ahora está “irradiando con mayor vitalidad en la nueva era”.

Xi resumió algunas de las experiencias invaluables en el control disciplinario y la supervisión en los 40 años pasados de reforma y apertura.

La autoridad del Comité Central del PCCh y su liderazgo centralizado y unificado deben ser defendidos firmemente y el disciplinamiento del Partido debe preceder a la gobernación del país y debe ser estricto, dijo Xi.

Se debe persistir en el enfoque centrado en el pueblo, señaló Xi, añadiendo que también es necesario que los cuadros continúen innovando, sigan trabajando arduamente y luchen contra la inacción y la corrupción.

SEIS TAREAS

Xi pidió esfuerzos continuos para impulsar el disciplinamiento integral y riguroso del Partido porque este año se conmemora el 70° aniversario de la fundación de la República Popular China y es clave para terminar de construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos para alcanzar el objetivo para el primer centenario (de la fundación del PCCh). Xi planteó seis tareas:

— El espíritu del XIX Congreso Nacional del PCCh necesita ser implementado en mayor medida.

— El trabajo político del Partido debe ser fortalecido para garantizar la unidad del Partido entero y la implementación estricta de sus órdenes.

— La conducta excelente debe ser alentada para garantizar esfuerzos conjuntos para construir una sociedad modestamente acomodada.

— El combate contra la corrupción con una fuerte determinación para consolidar y desarrollar la “victoria aplastante”.

— Mejorar los sistemas de supervisión y fortalecer el sentido de responsabilidad.

— Enfrentar la corrupción y las malas prácticas que se producen junto a las masas para salvaguardar los intereses inmediatos del pueblo.

SANA CAMARADERIA

Xi exhortó a los funcionarios a defender correctamente la autoridad del Comité Central del PCCh, y resistir firmemente la intervención ilícita y la búsqueda de ganancias por parte de los familiares de líderes a nivel central, su personal de trabajo y personas que afirman tener conexiones con ellos.

Xi subrayó la necesidad de mantener una sana camaradería dentro del Partido y fortalecer el sistema de centralismo democrático.

Los funcionarios también deben tomar la iniciativa en el establecimiento de sanas relaciones de trabajo y no utilizar recursos públicos como un instrumento de influencia o para conexiones subrepticias en busca de ganancias ilícitas.

Quienes juegan un papel clave a este respecto, dijo Xi, son los miembros del Buró Político del Comité Central del PCCh y del Comité Central del PCCh.

Xi también subrayó la construcción de un “ejército de hierro” de control disciplinario y supervisión de funcionarios que sean leales, honestos y que tengan un fuerte sentido de responsabilidad, así como la eliminación de las “manzanas podridas” de entre ellos.

Al presidir la reunión, Zhao pidió a las organizaciones del Partido de todos los niveles unificar su pensamiento y acción con el espíritu del discurso de Xi.

En nombre del comité permanente de la CCCD, Zhao presentó un informe de trabajo titulado “Cumplir fielmente las obligaciones estipuladas en el Estatuto del PCCh y en la Constitución del país, y esforzarse por un desarrollo de alta calidad en el trabajo de control disciplinario y supervisión en la nueva era”.

LUCHA SIN FIN

“Aunque la campaña de China contra la corrupción ha obtenido una significativa victoria, no es momento de relajarse”, declaró Xin Ming, profesor de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh.

El año pasado, la lista de “tigres”, término que se refiere a los altos funcionarios destituidos por acusaciones de corrupción, continuó ampliándose.

Un total de 51 funcionarios de nivel provincial y ministerial para arriba estuvieron entre un total de 621.000 personas sancionadas por la CCCD y la Comisión Nacional de Supervisión.

Además, se puso creciente atención a delitos menores de funcionarios. Alrededor de 1,1 millones de funcionarios fueron entrevistados y advertidos por pequeñas violaciones, aproximadamente 63,6 por ciento del total de casos que manejaron los inspectores disciplinarios en 2018.

El año pasado, China repatrió a 1.335 prófugos. Entre ellos, 307 eran exmiembros del Partido o empleados gubernamentales, la mayoría de ellos involucrados en casos de sobornos.

“La dura postura contra la corrupción no debe y no se flexibilizará”, expresó el profesor Xin.