China declara completo éxito la misión Chang’e-4

BEIJING, 11 ene (Xinhua) — China anunció hoy viernes que la misión Chang’e-4, con la que se realizó el primer alunizaje suave en la cara oculta de la Luna, ha sido un completo éxito.

Con la asistencia del satélite de retransmisión Queqiao (Puente de las Urracas, lugar ficticio de una leyenda china relacionada con la Luna), el explorador lunar Yutu-2 (Conejo de Jade-2) y el módulo de aterrizaje de la sonda Chang’e-4 tomaron fotos el uno del otro.

Los instrumentos científicos a bordo en la sonda funcionaron bien y las imágenes tomadas por la sonda y los datos de detección han sido enviados al centro de control terrestre, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, iniciales en inglés).

Las imágenes del módulo de aterrizaje y el vehículo lunar aparecieron a las 16:47 horas (hora de Beijing) del viernes en una gran pantalla del Centro de Control Aeroespacial de Beijing, mostrando la bandera nacional de China en ambos ante el panorama desolado lleno de cráteres en el lado lejano de la Luna.

Una de las imágenes publicadas por la CNSA a primeras horas del viernes es una panorámica de 360 grados compuesta a partir de 80 fotografías tomadas por una cámara que se encuentra en el módulo de aterrizaje después de que el vehículo explorador comenzase a desplazarse por la superficie lunar, según el subdirector de los Observatorios Astronómicos Nacionales de China y comandante en jefe del sistema de aplicación en tierra de Chang’e-4, Li Chunlai.

“Con la panorámica podemos ver que la sonda está rodeada por multitud de pequeños cráteres, lo cual es realmente emocionante”, señaló Li.

Los científicos han realizado un análisis del terreno y las formas del terreno en el área de aterrizaje de la sonda y han planeado una ruta para la futura exploración del vehículo explorador según las imágenes tomadas por la sonda.

La sonda Chang’e-4 alunizó el 3 de enero en una zona de aterrizaje preseleccionada a 177,6 grados de longitud este y 45,5 grados de latitud sur en el cráter Von Karman en la Cuenca de Aitken en el Polo Sur en la cara oculta de la Luna, y el vehículo recorrió la superficie lunar esa misma noche.

Luego el explorador tomó una “siesta” cuando la radiación solar elevó la temperatura en la superficie lunar a más de 100 grados centígrados. El jueves reanudó su trabajo.

El módulo de aterrizaje, el explorador y el satélite de retransmisión están en buenas condiciones. Después de que el módulo de aterrizaje y el explorador se fotografíen el uno al otro, la sonda iniciará la detección científica, destacó la CNSA.

El programa de exploración lunar de China, denominado como la diosa china de la Luna Chang’e, comenzó en 2004 e incluyó la órbita y alunizaje y el regreso a la Tierra con muestras lunares.

El programa ha logrado cinco éxitos continuos, indicó la CNSA, que mencionó las misiones Chang’e-1, Chang’e-2, Chang’e-3, una embarcación de prueba para Chang’e-5 y Chang’e-4.