Enfoque de China: Exposición de importaciones de China mejora cooperación entre países a lo largo de la Franja y la Ruta

SHANGHAI, 8 nov (Xinhua) — Magdalene Nyale, una expositora de Kenia, está comercializando té negro y café que viajaron miles de millas desde el continente africano a China mientras lidia con un flujo constante de visitantes que quieren ver los anacardos en la primera expo de primer nivel cuyo tema es la importación que se celebra en el mundo en el centro comercial de Shanghai.

Nyale señaló que su empresa comercial, que tiene su sede en Nairobi, está ansiosa por acceder al mercado chino, ya que el país se está abriendo más al mundo, y agregó que la expo es una buena plataforma para demostrar sus productos y buscar socios potenciales.

La compañía de Nyale se encuentra entre las más de 1.000 firmas de 58 países a lo largo de la Franja y la Ruta que participaron en la inauguración de la Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai (CIIE, por sus siglas en inglés). Las empresas exhiben una variedad de artículos que van desde productos agrícolas y bienes de consumo hasta prendas de vestir y equipos de alta tecnología en un área de puestos de 45.000 metros cuadrados.

En otro stand, los visitantes hacen cola para probar un bocado de un helado producido por la compañía rusa Iceberry, que se ha convertido en un gran éxito entre los consumidores chinos después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, trajera bocadillos congelados del mismo productor de helados como regalo cuando asistió a la cumbre del G20 celebrada en la ciudad oriental china de Hangzhou en 2016.

Como uno de los 12 países invitados de honor en la exposición, Rusia tiene desplegadas más de 100 compañías, tanto grandes como representantes de pequeñas y medianas empresas, desde productores de lácteos hasta fabricantes de equipos de alta tecnología.

“La CIIE va a dar un impulso al desarrollo de la colaboración entre Rusia y China. Es una gran oportunidad para que las empresas rusas se den a conocer, muestren sus productos a los posibles importadores y consumidores y aprecien el entorno competitivo y estén al corriente con fabricantes de otros países”, detalló Andrey Slepnev, director del Russian Export Center.

Además de los alimentos y productos agrícolas, una gran cantidad de productos llamativos y tecnologías de vanguardia de los países a lo largo de la Franja y la Ruta han atraído la atención de los visitantes, incluyendo el coche volador AeroMobil de Eslovaquia, helicópteros italianos, máquinas herramienta alemanas y productos médicos israelíes.

Con la ulterior implementación de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, la inversión en ambas direcciones y el comercio entre China y los países socios han seguido acelerándose. En los primeros cinco meses del año, el comercio con los países a lo largo de la Franja y la Ruta aumentó un 11,1 por ciento interanual, superando el crecimiento del comercio en general en 2,3 puntos porcentuales, según los datos dados a conocer por el Ministerio de Comercio de China.

Se espera que la CIIE dé un nuevo impulso a la cooperación económica al ayudar a las empresas a promover marcas y expandir mercados y fomentar el ya rápido crecimiento del comercio entre China y los países a lo largo de la Franja y la Ruta.

En solo dos horas el martes por la mañana, ZEISS, una empresa especializada en óptica y optoelectrónica, cerró tres acuerdos con un valor combinado de más de 30 millones de yuanes (4,3 millones de dólares), precisó la compañía, agregando que se volvió más decidida a explorar el mercado chino.

El entusiasmo de Nyale también ha dado sus frutos en la expo. Su café y té negro son muy atractivos para Lau Kam Lun, un comprador de Hong Kong, que es un visitante frecuente de exposiciones comerciales en todo el mundo.

“La expo es tan única que ha reunido empresas incluso de los países menos desarrollados, que son poco conocidos pero que tienen productos de alta calidad”, comentó Lau.