Consejero de Estado chino pide cooperación de ganar-ganar en reunión con secretario de estado de EEUU

BEIJING, 8 oct (Xinhua) — El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió este lunes con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, señalando que los dos países deben “seguir el camino correcto de la cooperación de ganar-ganar, en vez de desviarse hacia el conflictos y la confrontación.

Wang dijo que fue Pompeo quien propuso visitar China y que la parte china se mostró dispuesto a celebrar reuniones.

“Recientemente, Estados Unidos ha elevado la intensidad de sus fricciones comerciales con China, emprendido acciones que han puesto en peligro los derechos e intereses de China en el asunto de Taiwan y condenado a China injustificadamente por su política interna y externa”, indicó Wang.

El ministro destacó que estas actuaciones han afectado directamente a la confianza mutua y ensombrecido las perspectivas de las relaciones China-Estados Unidos, e instó al país americano a dejar de hacer comentarios negativos inmediatamente.

“Sé que, durante su visita, también quiere usted intercambiar puntos de vista con la parte china sobre cuestiones regionales candentes, incluida la situación de la península de Corea”, señaló Wang. “Esto demuestra que China y Estados Unidos, como grandes países y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que son, deberían reforzar la comunicación y la cooperación para así cumplir con las responsabilidades que les confirió la comunidad internacional”, agregó.

Wang expresó la esperanza de que la visita de Pompeo a Beijing juegue un papel positivo en apoyo a unos lazos bilaterales sanos.

Este año se conmemora el 40° aniversario de la firma del Comunicado Conjunto sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas entre China y Estados Unidos.

“Las últimas cuatro décadas han sido testigos de enormes cambios en ambos países y de los beneficios sustanciales de los intercambios mutuos”, recordó Wang. “La lección más importante es que la cooperación conduce a resultados de ganar-ganar, mientras que el conflicto termina con pérdidas para ambas partes”, afirmó.

Wang indicó que las relaciones actuales entre China y Estados Unidos se encuentran en una etapa crítica, y que China mantendrá el desarrollo pacífico y continuará la reforma y apertura para lograr la revitalización al mismo tiempo que evita el estereotipo de que “una nación fuerte está destinada a buscar la hegemonía”.

El consejero instó a Estados Unidos a detener las “acusaciones infundadas contra China y las acciones erróneas que socavan los intereses fundamentales de China”.

“China está comprometida a desarrollar buenas relaciones con Estados Unidos, además, China salvaguardará firmemente sus intereses de soberanía, seguridad y desarrollo”, subrayó Wang.

Wang explicó las posiciones de China sobre la fricción comercial con Estados Unidos, así como el asunto de Taiwan y el del Mar Meridional de China.

El consejero aseguró que una guerra comercial nunca resolverá los problemas y prometió que China sigue teniendo la voluntad de negociar con Estados Unidos “con base en la igualdad, la honestidad y la seriedad”.

“China respeta completamente las decisiones de todos los países, y nunca intervendrá en los asuntos internos de otros países”, reiteró Wang.

“China exhorta a Estados Unidos a que acate el principio de una sola China y las regulaciones de los tres Comunicados Conjuntos China-Estados Unidos, detenga el contacto oficial y militar con Taiwan, revoque las ventas de armas a Taiwan, detenga la intervención irracional en países que han establecido o esperan establecer relaciones con China, contenga a las fuerzas a favor de la ‘independencia de Taiwan’, para mantener las relaciones entre China y Estados Unidos, así como la paz y la estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan a través de acciones prácticas”, señaló.

Por su parte, Pompeo declaró que a pesar de las obvias diferencias sobre muchos asuntos entre las dos partes, Estados Unidos no se opone al desarrollo de China, y que no existe una política para contener completamente a China.

Como las dos mayores economías del mundo y los países más poderosos, Estados Unidos y China asumen importantes responsabilidades en pro de la paz y la prosperidad mundiales, indicó.

Pompeo pidió una mayor comunicación, confianza y cooperación basadas en las normas y prometió que Estados Unidos se adherirá al principio de una sola China.

También expresó su esperanza de facilitar la comunicación y la cooperación con China sobre importantes asuntos internacionales y regionales.

El secretario de Estado informó a Wang sobre su visita a la República Popular Democrática de Corea (RPDC), manifestó el aprecio de Estados Unidos hacia la consistente posición de China sobre la península coreana y sus esfuerzos por la desnuclearización, y expresó la buena voluntad para continuar la cooperación al respecto.

Wang dijo que la posición de China es “clara, consistente y nunca cambiará”.

También pidió a Estados Unidos que dé importancia a las demandas razonables de la RPDC de seguridad y desarrollo con respuestas positivas.

“China apoya el diálogo directo entre Estados Unidos y la RPDC”, sostuvo Wang. “Con base en el respeto y consideración mutuos a las preocupaciones de cada uno, China desea continuar un papel distintivo e importante”.