Libro blanco clarifica 6 factores clave sobre los lazos económicos y comerciales China-EEUU

BEIJING, 24 sep (Xinhua) — La Oficina de Información del Consejo de Estado publicó hoy lunes un libro blanco titulado “Hechos y posición de China sobre la fricción comercial entre China y EEUU”, en el que clarifica seis factores clave sobre las relaciones comerciales y económicas entre China y Estados Unidos.

Según el libro blanco, la actual administración de EEUU, en su informe de la Sección 301 y en otras vías, estigmatiza a China acusándola de “agresión económica”, “comercio injusto”, “robo de la propiedad intelectual” y “capitalismo de Estado”.

“Es una burda distorsión de los hechos en la cooperación comercial y económica China-EEUU. Ignora por completo el enorme progreso en la reforma y apertura en China, así como la dedicación y el duro trabajo del pueblo chino”, subraya el documento.

“Es irrespetuoso con el gobierno y pueblo chinos, así como incompatible con los intereses reales del pueblo estadounidense. Solo agravará las diferencias y tensiones, lo que acabará al final dañando los intereses fundamentales de ambos países”, agrega el libro blanco.

El libro blanco clarifica seis hechos clave sobre las relaciones comerciales y económicas China-EEUU: solo la diferencia en el comercio de bienes no es un buen indicador de las relaciones comerciales y económicas de China y Estados Unidos; la discusión sobre el comercio justo debería no ser desvinculada del principio de mutuo beneficio de la Organización Mundial de Comercio (OMC); la acusación de que China fuerza la transferencia tecnológica va en contra del espíritu de los contratos; los enormes esfuerzos y logros de China en lo respectivo a la protección de los derechos de propiedad intelectual no deben ser desdeñados; el aliento del gobierno chino para que las empresas chinas sean globales no debería ser distorsionado como un intento gubernamental para adquirir tecnología a través de fusiones y adquisiciones comerciales; la política de subsidios de China cumple con las normas de la OMC y no debería ser atacada.

En el mundo de hoy en día de una mayor globalización y una producción extendida internacionalmente, la cooperación comercial y económica bilateral ya se ha extendido más allá del comercio en bienes, según el libro blanco.

“Si tenemos en cuenta estos tres factores: comercio en bienes, comercio en servicios y ventas de las subsidiarias locales en el país anfitrión, la cooperación comercial y económica proporciona beneficios equilibrados en general para China y Estados Unidos, con el último cosechando más beneficios netos”, señala el libro blanco.

El principio de beneficio mutuo abogado por la OMC significa reciprocidad integral y equilibrios de intereses en la apertura del mercado a lo largo de todas las industrias de los miembros, resalta. “Esto es genuina justicia global.”

Desde la adopción de China de la reforma y apertura, las empresas extranjeras han establecido asociaciones con las firmas chinas entrando voluntariamente en los contratos, según el libro blanco.

“Ellas transfirieron la capacidad de producción y las órdenes a China por su propia voluntad, y para aprovechar el mercado emergente, ahorrar costes de producción, alcanzar economías de escala y extender el plazo de beneficiarse de las tecnologías”, apunta. “Estos comportamientos voluntarios se basan en intereses empresariales”.

“No concuerda con los hechos históricos ni con el espíritu del contrato etiquetar de manera injusta las transacciones bilaterales voluntarias como transferencia forzada de tecnología simplemente a causa de los avances tecnológicos de las empresas chinas”, destaca el libro blanco.

Según el documento, la actitud de China hacia la protección de los derechos de propiedad intelectual es clara y firme. “Se ha continuado reforzando la protección a través de la legislación, la aplicación de la ley y el sistema judicial, y se han alcanzado algunos éxitos notables”.

Es consistente con la OMC que el gobierno chino fomente a las empresas del país que sean globales y se comprometan en los intercambios y cooperación económicos internacionales, y China cumple de manera rigurosa con las normas de la OMC sobre la política de subsidios, destaca el libro blanco.

Comments are closed.