Observatorio Económico: Inflación de China sube en julio

BEIJING, 10 ago (Xinhua) — Los datos de la inflación de China en julio superaron las expectativas del mercado pero se mantuvieron en cifras benignas, que dejan espacio para maniobras de política monetaria.

El índice de precios al consumidor (IPC), uno de los principales indicadores de la inflación, subió un 2,1 por ciento interanual en julio, según los datos del Buró Nacional de Estadísticas (BNE) dados a conocer el jueves.

El ritmo de crecimiento fue más rápido que el 1,9 por ciento registrado en junio y la expectativa del mercado, del dos por ciento. También fue el nivel más alto desde marzo.

El estadístico del BNE Sheng Guoqing atribuyó el crecimiento a la fuerte demanda de viajes durante las vacaciones de verano.

Los precios de los billetes de avión, los viajes y las habitaciones del hotel subieron un 14,5, 7,9, y 2,2 por ciento intermensual, respectivamente, y supusieron 0,19 puntos de los 0,3 de crecimiento intermensual del IPC.

Sobre una base interanual, los precios de los servicios médicos y de la asistencia sanitaria se incrementaron un 4,6 por ciento y los del transporte aumentaron un 4,4 por ciento, mientras que los de los servicios educativos y del alojamiento crecieron un 2,8 y un 2,4 por ciento, respectivamente.

“El crecimiento del IPC en julio ha superado las expectativas del mercado”, indicó un documento de estudio de China Merchants Securities, que también aludió al importante factor estacional del aumento del gasto en viajes.

El banco de inversión asiático Nomura señaló que el aumento de la inflación fue “impulsado principalmente por las subidas de los precios de los productos no comestibles”, y que estos a su vez se elevaron “por los elevados precios de la gasolina, resultado de los también altos precios globales del crudo”.

Los precios de la gasolina y el diésel crecieron un 22,7 y un 25,1 por ciento interanual en julio, mostraron los datos del BNE.

Los precios de los productos no comestibles crecieron un 2,4 por ciento interanual y un 0,3 por ciento intermensual, respectivamente.

El efecto arrastre también desempeñó un papel, pues contribuyó 1,4 puntos al crecimiento del 2,1 por ciento del IPC, precisó Sheng.

China Merchants Securities predijo que el aumento de la inflación no será sostenido, debido a la bajada de los precios del cerdo.

El precio de la carne de cerdo, de primera necesidad en China, continuó su caída en julio, con un descenso interanual del 9,6 por ciento, cifra que arrastró hacia abajo el crecimiento del IPC en 0,24 puntos porcentuales. No obstante, sobre una base mensual, el índice registró una subida del 2,9 por ciento, por encima de la del 1,1 por ciento de junio.

A pesar de la reciente recuperación, el cerdo continuará lastrando el crecimiento anual del IPC en 0,2 puntos porcentuales, estimó la compañía de comercio de valores.

La empresa mantuvo el pronóstico de que la tasa inflacionaria mensual no superará el tres por ciento este año, dejando espacio para maniobras de política monetaria.

Las autoridades del país se han comprometido a seguir aplicando una política monetaria prudente en la segunda mitad del año sin dejar de incrementar el apoyo a la economía real.

China tiene como objetivo mantener el crecimiento anual del IPC en torno al tres por ciento, la misma meta que en 2017.

El promedio del crecimiento interanual de IPC para el lapso enero-julio se situó en el dos por ciento, según el BNE.

El BNE también informó que el índice de precios al productor (IPP), que mide los costes de las mercancías a la salida de fábrica, subió un 4,6 por ciento interanual en julio, por debajo del 4,7 por ciento de junio.

Comments are closed.