Shanghai recicla aceite de alcantarilla para crear nuevo combustible automotor

La municipalidad oriental china de Shanghai ha puesto a disposición de los propietarios de vehículos un nuevo combustible elaborado a base de una combinación de diésel y aceite de alcantarilla, informaron esta semana las autoridades locales.

Aceite de alcantarilla es una denominación coloquial para el aceite de desecho recuperado de freidoras, trampas de grasa, cloacas y desagües.

La mezcla exacta es de 95 por ciento de diésel y 5 por ciento de aceite de alcantarilla procesado, precisaron las fuentes.

“Este combustible ya está disponible en 21 estaciones piloto, y está siendo utilizado diariamente en unos 2.000 automotores”, dijo Xu Kunlin, vicealcalde de Shanghai, quien agregó que para el final del año el biodiésel será distribuido por unas 200 estaciones.

El alto funcionario anunció que la ciudad reciclará la totalidad del aceite de alcantarilla que produce en un año, es decir alrededor de 30.000 toneladas, para elaborar el nuevo biocombustible.

La estaciones que distribuyen el biodiésel cuentan con tanques y surtidores marcados con distintivos. Estas instalaciones también venden los combustibles tradicionales, diésel y gasolina, destacó Xu.

El precio actual del nuevo biodiésel es ligeramente inferior al del diésel. Sinopec Shanghai dijo que el diésel está siendo vendido en la ciudad a 6,49 yuanes (1 dólar) por litro, en tanto que el litro de biodiésel cuesta 6,19 yuanes.

Las autoridades de control de calidad de la municipalidad informaron que han realizado inspecciones de muestras del combustible, encontrando que todas se ajustan a los estándares nacionales.

Varios conductores consultados por Xinhua dijeron que no han notado mayor diferencia en el desempeño de sus carros tras el cambio de carburante.

(Fuente: Xinhua en Español)