Xi: China promoverá construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad

El presidente chino, Xi Jinping, manifestó hoy jueves en Beijing que la diplomacia de China en la nueva era es promover la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales y una comunidad de futuro compartido para la humanidad.

Xi hizo estas declaraciones en su reunión con delegados extranjeros que asisten al Foro Internacional Imperial Springs 2017 que se celebró del martes al jueves en la ciudad meridional china de Guangzhou.

En la reunión estuvieron presentes ex líderes mundiales, expertos reconocidos y élites comerciales para intercambiar sus puntos de vista sobre la gobernanza global.

Un nuevo tipo de relaciones internacionales significa que los países tienen que defender el respeto mutuo, la justicia y la cooperación de ganancia mutua, abandonar la ley de la selva, promover el diálogo y la asociación en lugar de la confrontación y las alianzas, dijo Xi.

Una comunidad de futuro compartido traerá una paz duradera, seguridad universal, prosperidad común, apertura e inclusividad, así como un mundo hermoso y limpio, indicó.

“Como un país de más de 1.300 millones de habitantes, China contribuye a la construcción de una comunidad de futuro compartido con el mantenimiento de su estabilidad y desarrollo de largo plazo”, indicó Xi.

El presidente dijo que China siempre seguirá la vía de desarrollo pacífico y nunca buscará la hegemonía al igual que los grandes países y añadió que la cooperación de China con los demás países nunca estará atada a intervenir en sus asuntos internos.

China asumirá una postura más activa en la gobernanza mundial, incluyendo facilitar la solución política de asuntos internacionales, participar en misiones de mantenimiento de paz de la ONU, implementar el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible, dijo Xi.

“Nuestra vía de desarrollo de socialismo con peculiaridades chinas es la elección de la historia y el pueblo. Los avances históricos de China han consolidado nuestra confianza en la vía”, dijo Xi.

Desde la fundación de República Popular China en 1949, especialmente desde la reforma y apertura en 1978, China ha atravesado por grandes cambios. Se ha convertido en la segunda mayor economía del mundo y ha mejorado la calidad de vida de más de 1.300 millones de personas y ha sacado de la pobreza a 700 millones de personas.

“El socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva etapa”, dijo Xi a los delegados.

Xi explicó que la tarea del país es satisfacer las crecientes necesidades del pueblo en muchos ámbitos y China desea convertirse en un gran país socialista moderno que sea próspero, firme, democrático, culturalmente avanzado, armonioso y hermoso para 2050.

El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China establece las directrices para el desarrollo de China en los ámbitos político, cultural, social y ecológico, señaló Xi.

China pondrá primero a la gente, implementará una reforma integral y continuará con la apertura, dijo.

“Nuestro objetivo es tan noble como sencillo: en última instancia, deseamos que todos los chinos tengan una mejor calidad de vida”, dijo el presidente.

“China defiende que la vía de desarrollo nacional sea decidida por las personas y que no hay un modelo que se ajuste a todos”, indicó Xi, quien añadió que China está dispuesta a compartir experiencias de gobernanza nacional con otros países.

Los dignatarios extranjeros dijeron que China en la nueva etapa generará más beneficios para el mundo y que el país ha mostrado liderazgo en la economía mundial y ha promovido un mundo multipolar.

Los dignatarios aplaudieron los esfuerzos de China para hacer de la globalización un proceso más equilibrado e inclusivo, su compromiso con la asociación internacional para hacer frente al cambio climático y su ayuda a los países en desarrollo.

La iniciativa china de la Franja y la Ruta y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura ofrecen más oportunidades para que otras partes trabajen con China, dijeron.

La ex presidenta letona Vaira Vike-Freiberga, el ex primer ministro italiano Romano Prodi, el ex presidente nigeriano Olusegun Obasanjo, el ex secretario general de la ONU Ban Ki-moon, el ex primer ministro japonés Yokio Hatoyama y otros dignatarios asistieron al evento.

(Fuente: Xinhua en Español)

Comments are closed.