ENTREVISTA: Nuevo Acuerdo entre China y Chile fortalece ambas economías

El nuevo acuerdo entre China y Chile fortalece a ambas economías, especialmente en el comercio electrónico, los servicios y también el intercambio de bienes, dijo hoy Osvaldo Rosales, asesor internacional y ex director de Comercio e Integración de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

En el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), celebrada en Da Nang, Vietnam, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y su homólogo chino, Xi Jinping, concretaron este sábado la firma de ese tratado que profundiza el Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito en el año 2006.

“Es un buen paso adelante y, desde el punto de vista de Chile, sabemos que China es su principal socio y eso genera una buena noticia con vista a la próxima Cumbre CELAC-China, que se realizará en esta capital en enero próximo en Santiago”, sostuvo Rosales, quien ahora se desempeña como director programático de la candidatura presidencial de Alejandro Guillier, apoyado por la centroizquierda.

A su juicio, ese convenio refuerza la política de Chile de una apertura hacia los grandes mercados, de fortalecer los vínculos económicos, comerciales y de cooperación con China, su principal socio comercial, en el contexto de que, en la agenda bilateral, se ha hablado sobre la factibilidad de extender un cable submarino de fibra óptica que enlace las comunicaciones de China con América del Sur, a través de Chile.

“Para Chile, significaría una oportunidad para convertirse en soporte digital para el comercio electrónico entre América del Sur y China y Asia Pacífico. Por lo tanto, con la lógica del siglo XXI, incorporar el comercio electrónico indica que ambos países están ingresando en el siglo XXI aprovechando los beneficios de las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, precisó.

Rosales dijo que “la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas inglés) dio cuenta del objetivo, tanto de China como de Chile, de seguir avanzando en la lógica de un comercio abierto de inversiones que se van potenciando, así como de cooperación entre ambas partes, confirmando la relevancia de seguir apostando al multilateralismo y la lógica comercial entre las partes”.

Recordó que esa conferencia subrayó “el compromiso con el multilateralismo y una gobernanza de la globalización que asegure el respeto al medio ambiente, así como un compromiso con el Acuerdo de París de medio ambiente para reforzar la cooperación entre China y los países de América Latina en torno a infraestructuras, nuevas tecnologías, industria, agricultura, etc”.

En su opinión, “esa cooperación no sólo debe traducirse en más flujos comerciales, sino también en mejoras en el empleo, en nuevas tecnologías para modernizar al Estado, a las pequeñas y medianas empresas y también crecer con mayor igualdad de lo que la región lo ha hecho hasta ahora”.

Subrayó que “hay un claro contraste entre el discurso proteccionista que mostró el presidente de EEUU, Donald Trump, en la Cumbre de APEC en la ciudad vietnamita de Da Nang y, por otra, el acuerdo entre Chile y China, que profundiza los tratados ya existentes y, además, expresan su apuesta por reforzar el multilateralismo”.

A su juicio, “cuando Trump habla de que hay que frenar las exportaciones para tener saldo comercial favorable, esa es la lógica del mercantilismo del siglo XIX y, además, no entiende cómo operan las cadenas de valor en el mundo del siglo XXI, donde para poder exportar más, hay que importar más y donde los servicios son un componente más relevante de esas cadenas de valor”.

Explicó que “cuando el presidente de EEUU está hablando de persistir en el proteccionismo y, además, cuestiona a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y al multilateralismo está haciendo afirmaciones que van contra la historia, más temprano que tarde van a ser revertidas desde el propio Estados Unidos”.

Rosales destacó que “China está apostando a América Latina y cree que esta región tiene una muy buena perspectiva para el mediano y largo plazo, siendo Chile parte de esa buena noticia y hay que entender también que este país se está transformando en líder de energías renovables no convencionales, en materia de energía solar, que es un punto que a China le debe interesar”.

China también está dedicándose a aumentar los vehículos electrónicos y “la perspectiva de la electro-movilidad genera un tremendo potencial para Chile, porque sabemos que un auto eléctrico necesita para su construcción mucho más cobre que uno de combustión interna, y para su funcionamiento también necesita baterías de litio y también molibteno y resulta que, en esos tres recursos naturales, el país tiene mucho que aportar”.

Por eso, dijo finalmente, “están las bases para que de ese trío de productos chilenos se puedan industrializar, generar cadenas de valor, atraer inversiones extranjeras y, en algunos de esos sectores, en particular el litio y la energía solar, hay empresas chinas interesadas y, por lo tanto, hay una buena perspectiva de cooperaciones y de inversión futura”.

(Fuente: Xinhua en Español, por Omar Mendoza)