ESPECIAL: Expertos venezolanos observan en China un modelo a seguir para los países en desarrollo

CARACAS, 11 oct (Xinhua) — Los avances en materia económica, política y social que ha logrado y proyectado China durante los últimos años la erigen como una nación modelo para los países en desarrollo, opinaron expertos venezolanos en entrevista con Xinhua.

De acuerdo con los analistas, China se ubica como un ejemplo, entre otros ámbitos, de modernización acelerada en industrialización y construcción soberana tecnológica, que inspiran a otros pueblos que se encuentran en una situación de emergencia económica, o rezagados.

El gigante asiático, “con una política acertada, una voluntad política férrea y fuerte (…), pinta un modelo a seguir para los países en desarrollo”, declaró a Xinhua Luis Delgado, director académico del Centro de Altos Estudios del Desarrollo y las Economías Emergentes (Cedees).

Esos importantes avances están enmarcados en la fundación del Partido Comunista de China (PCCh), en el año 1921.

Para Delgado, el PCCh es una “organización de vanguardia” que de alguna manera “parte la historia de China en dos”, al considerar que “marca la construcción de la China moderna a partir de la revolución de 1949”.

Por su parte, Roy Daza, integrante de los asuntos internacionales del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), opinó que el PCCh es “la expresión de que la solidaridad, la cooperación y la integración económica y cultural son posibles”.

En ese sentido, los expertos fueron consultados sobre sus expectativas en cuanto al XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China que se inaugurará el próximo 18 de octubre en Beijing.

“Las expectativas son que China va a seguir profundizando en las reformas”, manifestó Delgado, para quien la nación asiática “juega un rol más (importante) en el escenario internacional”, ya que es “cada vez más participativa en las discusiones y debates mundiales”.

Roy Daza consideró importante que “se va a discutir en el Congreso (…) el análisis de la situación política internacional. Y en este sentido, lo que tiene que ver con los conflictos bélicos peligrosísimos que hoy se presentan en varios puntos del planeta”.

Por otra parte, tanto Delgado como Daza concordaron en los aportes que China ha significado en los ámbitos interno e internacional tras la revolución del año 1949, pues, según estudios citados por Delgado, la nación asiática “ha permitido que la pobreza a nivel mundial sea mucho más pequeña”.

En ese contexto, los entrevistados destacaron la iniciativa china de la Franja y la Ruta, cuyo propósito es “construir una plataforma abierta de cooperación y sostener y cultivar una economía mundial abierta”, según afirmó en mayo de 2017 el presidente de China, Xi Jinping.

Esa propuesta, subrayó Delgado, sería la “más importante” de la administración china en este momento ya que le permite proyectar su “poder tanto geopolítico como económico que, a diferencia de otras propuestas que llevan a cabo las superpotencias, es una propuesta que lleva una lógica de ganar-ganar”.

China muestra una forma de relacionarse con el mundo “muy diferente a las potencias occidentales”, es decir, un modo “en el cual más allá del beneficio de ellos como gran nación, apuestan a un desarrollo integral de las regiones”, afirmó.

Roy Daza destacó en tanto que “siempre hay que estudiar la experiencia de China, no solo la de este momento sino toda la experiencia de China con su originaria cultura”.

“Si algo debemos copiar de los chinos es una cosa en (la) que ellos son muy celosos, que es tener una capacidad propia, apoyarse en los propios esfuerzos y en los propios recursos y tener la creatividad suficiente para emprender un camino propio en cada proceso revolucionario”, añadió.

Asimismo, los expertos venezolanos se refirieron a los lazos de cooperación bilaterales que sostienen Caracas y Beijing, los cuales fueron reforzados con la llegada al poder del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y de su sucesor, actualmente en la presidencia de Venezuela, Nicolás Maduro.

A pesar de los intercambios comerciales que existen entre ambas naciones, el director académico del Cedees, Luis Delgado, consideró que para que Venezuela “lleve su relación con China a otro nivel”, debe impulsar importantes áreas de desarrollo.

“Tiene que haber desde Venezuela un inicio de desarrollo industrial, desarrollo en su agricultura para, de esa forma, aprovechar el potencial que existe en el mercado chino para la venta de productos venezolanos más allá del petróleo”, destacó.

Daza afirmó, por su parte, que “en este momento Venezuela y China tienen excelentes relaciones y, en todo caso, de lo que podríamos hablar es de profundizar y ampliar las relaciones que en el campo político, cultural, en el campo científico y el campo de la política tenemos”.

(Fuente: Xinhua en Español)