China se encuentra entre los países “más exitosos” en control del desierto

China es uno de los países más exitosos del mundo en lo que respecta a la ecologización de los desiertos y tiene lecciones que compartir con el mundo sobre el freno a la desertificación, dijo hoy un importante funcionario de la ONU.

El subsecretario general de la ONU y director ejecutivo de la agencia ambiental, Pnuma, Erik Solheim, dijo que la inspiración principal proveniente de China no es ver la desertificación como un problema, sino como una oportunidad de crecimiento laboral y de mitigación de la pobreza.

Solheim hizo la declaración en una entrevista con Xinhua al margen de la XIII sesión de la Conferencia de las Partes (COP13) de la Convención de Naciones Unidas para el Combate a la Desertificación (
“Lo que realmente espero ver en esta conferencia es que China comparta su experiencia con el mundo”, dijo.
Solheim se refirió al desierto de Kubuqi, el séptimo desierto más grande de China. Con una superficie de 18.600 kilómetros cuadrados, alguna vez fue fuente de frecuentes tormentas de arena que golpeaban a Beijing.

En las últimas tres décadas, un tercio del desierto ha sido ecologizado y 102.000 personas han sido sacadas de la pobreza.
“En Kubuqi se han generado empleos en energía solar, ecoturismo y cultivo de hierbas medicinales. Esto es precisamente lo que tenemos que hacer, ecologizar el desierto y sacar a la gente de la pobreza”, dijo.
Un informe sobre políticas emitido por Pnuma señala que el éxito de Kubuqi se debe a su modelo de negocios sostenible y al establecimiento de un sistema que incorpora instrumentos de política, inversión del sector privado y participación activa de los lugareños.

Solheim dijo que hay muchos ejemplos positivos en Xinjiang, Shaanxi, Gansu y otras regiones a nivel provincial.
Los países ubicados a lo largo de la Franja y la Ruta lanzaron el domingo un mecanismo de cooperación para combatir la desertificación. Solheim dijo que la Iniciativa de la Franja y la Ruta es un medio para que China comparta con el mundo su experiencia en ecologización del desierto.
El funcionario dijo además que países como Irán y otras naciones del centro de Asia y de África pueden beneficiarse con la tecnología y los conocimientos chinos a través de la cooperación.
Cerca de 1.400 delegados de 196 países y regiones y más de 20 organizaciones internacionales asistieron a la conferencia bienal.

La tarea principal de la sesión fue buscar soluciones para el objetivo sostenible de la ONU de “lograr un mundo neutral en cuanto a degradación de la tierra para el año 2030” y desarrollar un nuevo marco estratégico de la CNUCD para el periodo 2018-2030.

(Fuente: Xinhua en Español)