Embajador argentino ante Beijing: “China es una economía de mercado”

El embajador argentino ante Beijing, Diego Guelar, afirmó que “China es una economía de mercado” y resaltó la “oportunidad extraordinaria” que supone el país asiático para el desarrollo del país sudamericano.

En una entrevista con la revista DEF, publicación mensual dedicada a la cobertura de la agenda internacional y regional en temas de política, economía y defensa, el diplomático se refirió, además, a la reciente visita de Estado del presidente Mauricio Macri a China.

“El viaje del presidente Macri ha significado el inicio de una etapa muy importante de consolidación de nuestra alianza estratégica con China, que se basa en tres capítulos centrales y dos ejes accesorios o acompañantes, que no por ello son menos importantes”, señaló Guelar.

En los capítulos “centrales” mencionó “la complementación agroindustrial” entre ambos países, “la infraestructura”, donde compañías chinas “pueden aportar tecnología y asociarse con empresas argentinas”, y “la minería, donde nuestro país necesita inversiones de capital intensivo y hasta ahora no las hemos tenido porque no se dieron las condiciones de credibilidad de la Argentina”.

En cuanto a los “capítulos accesorios”, dijo que son “el turismo y el deporte”.

“El turismo, que hoy parece secundario, se puede transformar en un rubro principalísimo. Acabamos de anunciar el acuerdo para conceder visas de diez años, con entradas múltiples de 90 días cada una, para turistas y hombres de negocios chinos. Eso cambia sustancialmente nuestra propuesta de acceso a la Argentina”, dijo.

En materia deportiva, el diplomático argentino mencionó la cooperación en el sector del fútbol. “Hemos firmado convenios para el intercambio de jugadores y entrenadores. En China hay una gran afición por el fútbol, un camino que está recién comenzando y que atrae a cientos de millones. Además de su aspecto económico, tiene un impacto cultural enorme”, explicó.

En cuanto a la cuestión económica, Guelar señaló que “en China, como en todos los países, cada empresa nueva se inscribe en un registro. El número de empresas privadas que se inscribe por día asciende a 15.000. El sector privado representa actualmente el 60% de la economía china, y ese dato ya puede haber quedado viejo porque es del año pasado”.

“Seguramente hoy es mayor. Su presencia es fuertísima: es el mayor generador de empleo del país. Si pensamos en China como un país estatizado y sin iniciativa privada, estamos ignorando la China moderna y nos quedados en una descripción de lo que efectivamente ocurrió hace 30 años”, consideró Guelar.

El representante argentino ante Beijing subrayó que “el cambio en los últimos 30 años ha sido espectacular, y hoy China es una economía de mercado. Argentina tiene que darse cuenta de que hoy tenemos acceso a él, con la mayoría de los rubros abiertos. El problema es que no hay oferta”.

“Hay once zonas de libre comercio específicas (zonas francas) en China, donde muchos países han sentado sus bases. El caso de Chile es el más próximo, algunos de cuyos productos tienen una terminación final en la zona franca para poder tener cerca un stock disponible”, destacó Guelar.

“Hay que montar un dispositivo y pasar del discurso a la acción. El mundo de hoy es muy competitivo y hay países de nuestra propia región, con Perú y Chile a la cabeza, que están avanzando en su comercio con Oriente y con China en particular. Lo que necesitamos son organizaciones privadas que trabajen para captar un pedacito de ese enorme mercado”, instó.

China es el principal socio agroindustrial de Argentina, el segundo socio comercial de Argentina y el tercer inversor extranjero en el país sudamericano.

En 2016, el volumen comercial bilateral alcanzó los 12.320 millones de dólares, mientras que en 2014 ambos países anunciaron elevar los lazos bilaterales hasta el nivel de asociación estratégica integral.

(Fuente: Xinhua en Español)

Comments are closed.